Cuando la civilización moderna estuvo a punto de volver al siglo XVIII

La tormenta solar más poderosa de los últimos 150 años pasó cerca de la Tierra en 2012. Su impacto con el planeta hubiera significado una catástrofe, según la NASA
En 2012, una erupción solar provocó una poderosa tormenta, que pasó cerca de la órbita terrestre el día 23 de julio. Era la tormenta más poderosa de los últimos 150 años,  informó la NASA en un comunicado publicado el miércoles. El fenómeno era suficientemente importante como para "devolver la civilización moderna al siglo XVIII", según la agencia espacial estadounidense. Sin embargo, en la Tierra, nadie se dio cuenta de ello.

"Si la erupción hubiera ocurrido una semana antes, la Tierra habría estado en la trayectoria", dijo Daniel Baker, profesor de física atmosférica y espacial en la Universidad de Colorado. En lugar de ello, la tormenta impactó contra la nave espacial STEREO-A spacecraft, un observatorio solar equipado "para medir parámetros de eventos de este tipo", añadió la agencia.

Según los datos analizados por científicos, la tormenta habría sido comparable a la última que se conoce con el nombre de Carrington y que sucedió en 1859. También habría sido dos veces peor que la tormenta solar que dejó sin energía la provincia de Quebec, en Canadá, en 1989.

"Con los últimos estudios, me convencí aún más de que los habitantes de la Tierra han sido increíblemente afortunados de que esta erupción en 2012 haya ocurrido cuando lo hizo", dijo Baker.

Consecuencias de tormentas solares


La Academia Nacional de Ciencias estimó que una tormenta solar como la de 1859 podría costar hoy unos US$ 3.000 millones y que podría llevar años de reparaciones.

Los expertos señalan que las tormentas solares provocan apagones, lo que bloquea cualquier aparato, desde una radio hasta un GPS pasando por el suministro de agua que depende de bombas eléctricas.

Las tormentas suelen ser repelidas por el escudo magnético de la Tierra pero un impacto directo podría ser devastador

Existe un 12% de probabilidades de que una gran tormenta solar como la de Carrington golpee la Tierra en los próximos 10 años, según el físico Pete Riley, quien publicó un artículo en la revista Space Weather más temprano este año sobre este tema.

Su investigación se basó en un análisis de registros de tormentas solares en los últimos 50 años.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios