Cuando el exceso de peso no tiene vuelta atrás

Científicos argentinos realizaron un estudio con ratones que concluyó que, cuanto más tiempo estos animales mantenían el exceso de peso, más “irreversible” se torna la obesidad
Un novedoso modelo con animales, elaborado por científicos argentinos, mostró que cuanto más tiempo los ratones de laboratorio sigan teniendo exceso de peso, más "irreversible" se tornará la obesidad.

El artículo, publicado este miércoles en la revista Journal of Clinical Investigation, busca arrojar luz sobre uno de los aspectos más frustrantes de la pérdida de peso: ¿por qué, inevitablemente, vuelve a ganarse peso?

El nuevo punto “normal”


La investigación se realizó de forma conjunta entre la Universidad de Michigan y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Argentina. El estudio revela que, con el paso del tiempo, la condición obesa estática de los ratones reajusta el punto de peso "normal" del cuerpo. Por eso, este queda permanentemente elevado, a pesar de las dietas que inicialmente contribuyeron a perder gramos, señalan los autores.

El modelo ha demostrado que la obesidad es, en parte, un trastorno que se autoperpetúa y los resultados enfatizan la importancia de una intervención temprana, en la infancia, para prevenir esa condición, cuyos efectos pueden durar toda la vida.

Controlar el hambre


Uno de los puntos principales de esta investigación fue un nuevo modelo con ratones programados para la obesidad, que permitió observar el éxito de la pérdida de peso en diferentes etapas y edades con la activación de un conmutador genético que controla el hambre.

La activación del control inmediatamente después del destete impidió que los ratones comieran en exceso y se tornaran obesos. Igualmente, los ratones que mantuvieron un peso saludable como adultos jóvenes, solo mediante una dieta estricta, fueron capaces de mantener un peso normal sin la dieta después de activado el conmutador.

Sin embargo, los ratones sobrealimentados crónicamente con el comienzo más temprano de obesidad jamás retornaron completamente al peso normal después del cambio en el conmutador, a pesar de una notable reducción en la ingesta de comida y un incremento en la actividad física.

Las nuevas conclusiones pueden generar preguntas acerca de la tasa de éxito a largo plazo de la restricción severa de calorías y los ejercicios extenuantes usados más adelante en la vida para perder peso.

 


Salud mundial


La obesidad afecta a más de 500 millones de adultos y 43 millones de niños menores de cinco años de edad en todo el mundo, en tanto que las enfermedades relacionadas con la obesidad son las causas principales de muertes que podrían prevenirse.

Asimismo, los individuos que tienen exceso de peso corren un riesgo mucho más alto de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios