¿Cuál es la mejor postura para dormir?

Varios estudios científicos concuerdan en que dormir de costado reduce las probabilidades de desarrollar Alzheimer y alivia la acidez estomacal

Aunque se reconoce la importancia de dormir las horas suficientes y de un modo regular, en qué posición hacerlo es un tema complejo sobre el que los médicos no se ponen de acuerdo.

Sin embargo, varios estudios científicos señalan que dormir de costado o decúbito lateral izquierdo tiene ciertas ventajas.

Favorece los procesos del sistema glinfático

Cuando las personas duermen se activan diversos mecanismos dentro de sus cuerpos; uno de ellos es el sistema glinfático, la vía de limpieza de desechos del sistema nervioso. Si bien el sistema linfático es el encargado de esto en el resto del cuerpo humano, el cerebro y la médula espinal no cuentan con vasculatura linfática.

Un estudio reciente de la Universidad de Stony Broock, publicado en el Journal of Nuroscience, señala que dormir de costado favorece el trabajo del sistema glinfático y la eliminación de los residuos en el cerebro; un proceso muy importante para el funcionamiento del sistema nervioso.

Además, esto reduce las probabilidades de desarrollar Alzheimer y otras enfermedades neurológicas, derivadas de los trastornos del sueño.

Los investigadores compararon distintas posiciones al dormir y analizaron los procesos del sistema glinfático en cada una de ellas mediante resonancias magnéticas. Así llegaron a la conclusión de que lo mejor es dormir de costado.

No más acidez estomacal

Dormir de costado sobre el lado izquierdo, es decir, decúbito lateral izquierdo, es la posición más favorable para aquellas personas con reflujo, según un estudio publicado en JAMA Internal Medicine.

Los expertos analizaron distintos cambios de hábitos en pacientes con reflujo, que implicaban dejar de fumar, dejar de cenar tarde y no ingerir alcohol. Sin embargo, la diferencia más significativa la encontraron en la posición en la cual dormían.

Beneficios para las embarazadas

Dormir de costado sobre el lado izquierdo durante el embarazo es lo ideal tanto para la madre como para el bebé ya que en esa posición se incrementa la cantidad de sangre y de nutrientes que llegan a la placenta. De este modo, la mamá puede respirar mejor que si durmiera boca arriba, posición en la que los pulmones se comprimen.


Los problemas de dormir boca abajo

Varios artículos afirman que esta es la peor posición para dormir ya que afecta la espalda al curvarla y presiona las vértebras. Además, el cuello se eleva y se comprime el estómago y también los pulmones, lo que dificulta la respiración profunda, que es ideal para la oxigenación del cuerpo.

Los problemas de dormir boca arriba

Si bien esta posición es recomendada en muchas circunstancias, un requisito indispensable es que la almohada no sea muy alta e incluso es mejor si se duerme sin ella. Es que la presión que se ejerce sobre la garganta al usar una almohada impide el flujo del aire y, además, el propio peso comprime los pulmones, lo que aumenta las probabilidades de que la persona ronque.