¿Cuál es la explicación para estas misteriosas líneas en el hielo?

Un lago de Islandia presenta patrones geométricos; la razón es totalmente natural

Unas fotos extrañas de un lago del Parque Nacional Thingvellir de Islandia han levantado varias teorías conspirativas. En su superficie congelada aparecieron patrones geométricos que, según informes locales, se extiende por dos kilómetros. Los funcionarios del parque dijeron que nunca habían visto algo semejante.

"El patrón lineal y perpendicular se extendía más de dos kilómetros hacia el lago Thingvallavatn. Las líneas no se formaban en la misma área que otras grietas conocidas en el hielo", dijo un guardaparques a la prensa.

Por supuesto, el primer instinto es culpar a los extraterrestres pero, en realidad, hay una explicación perfectamente lógica para este extraño fenómeno natural que se ha registrado muy pocas veces en otros lagos de regiones árticas. Su origen está en el movimiento de las placas de hielo que flotan sobre el agua.

Lo más frecuente es que las capas de hielo flotantes se choquen entre sí y una se superponga a la otra, pero si la masa de hielo tiene un grosor inferior a los 10 centímetros, el resultado es distinto: la ruptura del hielo ocurre en zigzag. El profesor de geología y geofísica de la Universidad de Yale, John Wettlaufer, bautizó a este fenómeno como "finger rafting", por su similitud a lo que ocurre cuando entrecruzamos los dedos de ambas manos.

Cada sección de hielo rota se monta sobre la de la otra placa y sigue extendiéndose mientras la presión de una contra otra se mantenga. Visto desde arriba, el fenómeno forma un patrón geométrico similar a un cierre.

En 2007, Wettlaufer publicó un estudio en la revista Physical Review Letters explicando la anomalía: "Hemos demostrado que este sorprendente fenómeno no es el resultado de alguna propiedad peculiar del hielo, sino más bien un fenómeno mecánico general y robusto, reproducible en el laboratorio con otros materiales flotantes".