¿Cuál es el mejor momento para irse a dormir?

"Los humanos son diurnos y no duermen de forma aleatoria", dice Rafael Pelayo, profesor de la división de medicina del sueño de la Escuela de Medicina de Stanford
Muchas personas se definen a sí mismas como madrugadoras o trasnochadoras, pero incluso ellas pueden tener problemas para encontrar el momento óptimo para irse a dormir. Rafael Pelayo, profesor de la división de medicina del sueño de la Escuela de Medicina de Stanford, explica los secretos para elegir la hora a la que acostarse y por qué los niños de 8 años son quienes mejor duermen.

El cerebro hace tic-tac


El núcleo supraquiasmático (NSQ) es la parte del cerebro donde los nervios ópticos se entrecruzan. Hace un pequeño ruido -explica el doctor- llevando la cuenta del tiempo en unas 24 horas y 10 minutos diarios. "Es lo que nos obliga a sentirnos somnolientos cuando anochece", dice. Ese reloj interno es tan importante que recibe más sangre que cualquier otra parte del cerebro, y es casi imposible destruirlo, incluso en un derrame cerebral. "Hay una necesidad muy básica de que podamos predecir el tiempo", sostiene el especialista. "Los humanos son diurnos y no duermen de forma aleatoria", añade.

Siempre alerta


Los niveles de alerta no son constantes a lo largo del día. "La gente cree que el sueño es como la gasolina, que por la mañana, tras dormir bien, uno está más alerta porque tiene el tanque lleno, pero no es así", asegura. Los humanos han desarrollado patrones de sueño y alerta para atender nuestras necesidades de supervivencia. "La gente está más alerta a media mañana y justo antes de irse a dormir; y menos en algunos momentos de la tarde o cuanto hace calor". Eso explica por qué mucha gente siente sueño después de almorzar, pero no tras desayunar.

El ciclo del sueño


"Se supone que los humanos tienen un leve despertar de 20 o 30 segundos cada 90 minutos. Eso explica que cuando te despiertas puedas dar un vistazo, ver que todo está bien y volver a dormir sin problemas", dice Pelayo. En cambio, "si estás en la cama y te empiezas a preocupar por si la puerta está cerrada con llave, aunque a la larga te dormirás, lo normal es que después de tres o cuatro horas te despiertes para ir a comprobarlo". Esa necesidad de sentirse seguro está arraigada. Tener un ambiente seguro es la mejor forma de comenzar el proceso de irse a dormir.

Serenidad, ahora


"Es un error irse a la cama demasiado temprano", sostiene el experto. "Intentar dormir cuando el cuerpo quiere estar despierto es como nadar contra la corriente". Según su experiencia, "la hora ideal para irse a dormir es alrededor de 10 a 15 minutos antes del momento en que uno quiere quedarse dormido".

Quienes mejor duermen en nuestra sociedad, dice, son los niños de 8 años, que tienen horarios de sueño claros y se van a la cama sin preocupaciones. Para dormir como uno de esos niños hay que "poner la mente a descansar, decir que el día terminó, no pasar mucho tiempo en la cama y siempre levantarse a la misma hora por la mañana".

 

Vía Expansión.

Comentarios