Crece la lista de especies amenazadas

El "apetito mundial por los recursos" es el principal responsable de que más animales sean llevados al límite de la extinción o directamente desaparezcan, informó la organización UICN en un nuevo informe
El atún rojo del Pacífico, el pez globo de la China, la anguila americana, la cobra de la China y una mariposa australiana son algunas de las 22.413 especies que están en peligro de extinción. Según  la última actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) el responsable de este preocupante crecimiento es el ser humano.

De acuerdo con la UICIN, que celebra este año su 50° aniversario, "la pesca, la tala, la minería, la agricultura y otras actividades destinadas a satisfacer nuestro creciente apetito por los recursos naturales están amenazando la supervivencia" de miles de especies.

La destrucción del hábitat, a su vez, es una amenaza que este año llevó a dos especies a la desaparición. Se trata de un caracol conocido únicamente en una colina de piedra caliza en Malasia peninsular y de la tijereta gigante de Santa Helena, la más grande que se conoce en el mundo, pues llega a medir hasta 8 centímetros.
Nuestro planeta está perdiendo constantemente su increíble diversidad de vida, principalmente a causa de nuestras acciones destructivas para satisfacer nuestro creciente apetito por los recursos”, dijo la directora general de la UICN, Julia Marton-Lefèvre

Presentada este lunes en el Congreso Mundial de Parques de la UICN, que tiene lugar en Sídney, Australia, la Lista Roja incluye ahora 76.199 especies evaluadas. De ellas, el 30% están en peligro de extinción.

“Cada actualización nos hace tomar conciencia de que nuestro planeta está perdiendo constantemente su increíble diversidad de vida, principalmente a causa de nuestras acciones destructivas para satisfacer nuestro creciente apetito por los recursos”, dijo la directora general de la UICN, Julia Marton-Lefèvre, en un comunicado de la organización.

Dado que cerca de la mitad de las especies evaluadas en este informe se encuentran dentro de áreas protegidas, la UICN convocó a mejorar la gestión de estos lugares para poder evitar una mayor disminución de la biodiversidad. “Tenemos pruebas científicas de que las áreas protegidas pueden jugar un papel central en revertir esta tendencia. Los expertos nos advierten que las especies amenazadas que están mal representadas en las áreas protegidas están disminuyendo dos veces más rápido que las que están bien representadas", afirmó Marton-Lefèvre.

Y agregó: "Nuestra responsabilidad es aumentar el número de áreas protegidas y garantizar su gestión eficaz para que puedan contribuir a salvar la biodiversidad de nuestro planeta”.

Comentarios