Crean un cyborg de tres brazos que toca la batería como ningún humano

La prótesis puede tocar un tambor hasta 20 veces por segundo
Embed

Investigadores de Georgia Tech han construido un brazo robótico que se adjunta al hombro de un baterista y toca al compás. Esto permite a los bateristas, ahora equipados con tres brazos, tocar secuencias que los humanos de dos brazos ni siquiera podrían intentar.

"Es un ritmo más rico y sofisticado porque se puede golpear una cosa más", dijo Gil Winberg, director del Centro de Tecnología de la Música en Georgia Tech. El brazo robótico es capaz de golpear un tambor hasta 20 veces por segundo, un ritmo que es imposible para los humanos. Y nunca necesita descansar.

El brazo computarizado escucha el sonido del humano tocando e improvisa para acompañar el ritmo. Actualmente no puede ser programado para tocar canciones específicas. El brazo robótico generalmente imitará el volumen y la velocidad que el humano está tocando.

Weinberg llegó a decir que la solución de tres brazos es actualmente mejor que lo que un baterista puede hacer con dos manos. El brazo, finalizado la semana pasada, no ha sido probado para ver cómo complementa a bateristas profesionales.

El siguiente paso para Weinberg es que los bateristas puedan utilizar una banda en la cabeza que escanee el cerebro para ver si el brazo robótico puede interpretar sus intenciones y tocar exactamente lo que desean.

Desde 2006 ha trabajado para crear música memorable a través de la inteligencia artificial. En un proyecto, Weinberg construyó una prótesis robótica para un baterista que perdió un brazo en un accidente.

En el largo plazo, puede ver cómo la tecnología se volverá más útil para los doctores y los técnicos que necesiten un tercer brazo que los asista en su trabajo.
Fuente: Matt McFarland / The Washington Post