Cortocircuito en el colisionador retrasa su marcha

Una anomalía en un imán pospuso el funcionamiento por varias semanas
El Centro Europeo de Física de Partículas (CERN) dijo que la puesta en funcionamiento completa de su gran acelerador de protones sufrirá un retraso debido a un cortocircuito intermitente, que ha sido identificado y será reparado próximamente.

"Es una especie de polvo metálico que está localizado en algún lugar en un imán entre los sectores tres y cuatro (del acelerador) y que provoca la aparición de un cortocircuito en ciertos momentos", explicó a Efe un portavoz de esa organización.

El retraso para la puesta en funcionamiento integral y al nivel de energía previsto para el acelerador puede ser desde algunos días a algunas semanas, dependiendo de la opción que elijan los ingenieros para resolver este fallo.

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), como se conoce a esta máquina capaz de generar una intensidad de energía sin precedentes, cuenta con ocho sectores y hasta ahora siete se habían hecho funcionar, como parte de un proceso de encendido gradual.
Es una especie de polvo metálico que está localizado en algún lugar en un imán entre los sectores tres y cuatro (del acelerador) y que provoca la aparición de un cortocircuito en ciertos momentos", explicó un portavoz del Centro Europeo de Física de Partículas

Los siete sectores en cuestión quedaron así listos para alcanzar este año una energía de 6,5 TeV (teralectronvoltios) por cada una de haz de protones que circule en direcciones contrarias dentro del acelerador, lo que producirá colisiones a una energía de 13 TeV.

Los responsables aseguraron que el tipo de problema hallado "es bien conocido" y su impacto será "mínimo" en la operación del LHC, que estuvo parado dos años, durante los que fue sometido a una minuciosa revisión técnica.

El anillo, localizado en un túnel excavado entre 80 a 100 metros por debajo de las instalaciones del CERN -en la frontera de Francia y Suiza- fue abierto cada veinte metros para mejorar todas las conexiones entre imanes y garantizar su máximo rendimiento.

En esta nueva etapa de operaciones, el acelerador mejorado podrá utilizar toda su capacidad en favor de la física en el periodo 2016 a 2018, durante el cual pretende arrojar luz sobre la composición de la materia oscura.

Entre las soluciones más probables que se evalúan para resolver el cortocircuito intermitente está volver a calentar el sector afectado, que como el resto del colisionador se encuentra a 270 grados centígrados bajo cero.

En ese caso, tras la reparación se tendría que volver a alcanzar esa temperatura fría extrema -más baja que la del espacio exterior- para que la máquina funcione nuevamente de manera normal, lo que en total podría tomar unas cinco semanas.

El portavoz indicó que mañana se realizará una "radiografía" del imán donde se ha localizado la anomalía para determinar su punto preciso y tomar una decisión sobre la manera de resolver el problema.

Acerca del autor

Comentarios