Continúa el dilema por los derechos de autor de la selfi del mono

El caso se vuelve cada vez más extraño

La serie de selfis tomadas por un mono hace cuatro años en la selva de Indonesia con la cámara de un fotógrafo de la naturaleza parece no tener fin. Por lo menos también parece que nunca va a aburrir.

Como seguramente haya oído, PETA (Personas por el trato ético de los animales) está presentando una demanda en nombre de un macaco llamado Naruto por los derechos de las fotografías, buscando que "todas las ganancias de las ventas, licencias y otros usos comerciales de las selfis del mono" sean usadas para financiar los esfuerzos de conservación.

Pero los documentos de la defensa presentados la semana pasada dicen que PETA no puede probar que Naruto, un macho, es el mono que sacó las famosas fotos. Si un mono fuera capaz de tener los derechos de la foto (hablaremos de eso en un segundo), alega el documento, no tendría que ser necesariamente de Naruto.

El fotógrafo de la naturaleza, David Slater, quien está siendo demandado junto con los autores del software de edición de libros que este utilizó para hacer el libro que contenía las fotos, ha descripto al mono que aparece en las famosas selfis como una hembra, como también lo ha hecho, dice el documento de la corte, PETA en algunas de sus declaraciones anteriores en la disputa de las selfis del mono.

"La alegación de que Naruto es, de hecho, el mono que tomó las selfis se contradice con otras declaraciones", se lee en una moción para desestimar el caso presentado el viernes. "Específicamente, en su libro, el señor Slater describe el mono que tomó las fotos como una hembra, no un macho, como Naruto".

PETA, junto con el primatólogo Antje Engelhardt, están demandando como "amigos próximos" en nombre de Naruto, quien, por ser un mono, es incapaz de presentar una demanda por sí mismo.

Como Sara Jeong, del sitio tecnológico Motherboard, notó en un análisis previo de la identidad del macaco, PETA dice que Engelhardt usó su experiencia para determinar que fue Naruto el macaco de las fotografías. Los colegas de Engelhardt en el proyecto Macaca Nigra "reconocieron a Naruto en las fotografías" luego de volverse viral en 2011, dijo PETA a Motherboard.

Jeong preguntó a otros primatólogos para que opinaran sobre el género del macaco fotógrafo. Una respuesta muestra cuán complicada puede volverse la cuestión de la identidad, dado que se trata de una serie de fotografías y no solamente la famosa selfi del mono sonriendo:

"Carol Berman, quien está asociada con estudiantes de posgrados en el proyecto Macaca Nigra, escribió en un mail que 'puede decir con certeza que el mono en la foto de cuerpo entero es un joven macho'".

"Sin embargo, Berman también dijo que no está segura de que el 'mono sonriente' es el mismo individuo". Basándose en los dientes, ese mono podría ser una hembra o un joven macho.

La moción para desestimar el caso también acusa a PETA y Engelhardt de buscar "comercializar las fotografías (sin el conocimiento ni el consentimiento de Naruto, quien, por su carácter de mono, no puede dar)" para "gastar los ingresos como mejor les parezca, entre otras cosas, preservación de hábitats para el beneficio de la 'comunidad' de macacos de Naruto".

"Ellos buscan solucionar un problema totalmente diferente, el de la pérdida de hábitats y el peligro de los macacos en Indonesia, através del vehículo ridículo de un reclamo de derechos de autor", continúa el documento.

La oficina de derechos de autor de Estados Unidos aclaró el año pasado que solamente registra reclamos de derechos de autor de autorías humanas, lo que significa que ni el macaco ni el fotógrafo David Slater tienen una reivindicación válida, según la oficina.

La aclaración llegó luego de años pasado el desacuerdo de Slater y Wikimedia Commons, quien alojó la imagen en el dominio público.

Slater dijo que él debería ser el dueño de los derechos de la fotografía, afirmando al Washington Post el año pasado que la distribución de la selfi en Wikimedia y Techdirt como dominio público arruinó su negocio.

"Si fuera una fotografía normal y hubiera dicho que yo la había sacado", agregó, "sería mucho más rico de lo que soy".


Fuente: The Washington Post