Contar ovejas en la era de internet

Si el sueño es su desvelo, estas aplicaciones lo ayudarán a monitorearlo, controlarlo, conciliarlo y hasta grabar ronquidos y pesadillas
Entre las actividades que la tecnología perjudica –pero también podría llegar a beneficiar–, generando nuevas obsesiones, está el sueño: ¿Cuántas horas duermo? ¿Con qué profundidad? ¿A qué hora tengo que despertarme para evitar empezar el día con el pie izquierdo? Es cierto, las computadoras, tabletas y celulares no son los mejores aliados del sueño. Invaden nuestros espacios y momentos más privados y se cuelan en la cama de manera mucho más intrusiva de lo que nunca logró un televisor. Sin embargo, el mundo de las aplicaciones tiene algunos remedios para intentar recomponer el sueño y, sobre todo, controlarlo.

Uno de los “gestores” de sueño más populares en la tienda de Apple es la app Sleep Cycle Alarm Clock, un sistema integral que no solo hace lo obvio, despertarte –y con una alarma bastante más agradable que el boing boing martirizante de cualquier celular–, sino también controlar los hábitos de sueño. El usuario debe ubicar su iPhone en el lugar donde duerme, idealmente debajo de la sábana y cerca de la almohada, para que el celular se transforme en un monitor. La aplicación controla los movimientos de quien duerme y lo despierta cerca de la hora elegida, pero considerando las fases de sueño ligeras, que son las ideales para que no se nos importune con algo tan desagradable como una alarma. De esta manera, la persona se despierta “fresca y descansada”, dice la publicidad de la app. Para definir la alarma hay que fijar la hora más tardía posible en la que uno debe despertarse, pero no molestarse si el reloj suena 10 minutos antes.

Sleep Cycle recolecta todos los datos y los convierte en gráficos que sirven para entender los ritmos del sueño. También permite elegir entre varias melodías relajantes como alarmas.

Para los celulares con Android, la cantidad de estas aplicaciones abruman. Una de las mejor valoradas en Google Play es Sleep As Android (cuesta US$ 2,99, luego de dos semanas de prueba), cuyas funciones la acercan a Sleep Cycle. Esta app también permite realizar comparaciones entre diferentes noches, para ayudar al usuario a evaluar su historia de sueño. Incluye melodías que ayudan a conciliar el sueño y una función que permite grabar los ronquidos e incluso lo que se habla mientras se duerme.

Otra aplicación que vale la pena probar (disponible para Android e iOS) es Sleepbot; también monitorea el sueño en base a los movimientos que hace la persona, así como a los sonidos, y se encarga de despertarla en el momento más oportuno. Lo que agrega es una serie de sugerencias para dormir mejor, que incluye temas relacionados con la comida, el ejercicio y otro tipo de hábitos. A diferencia de las anteriores, es completamente gratuita.

Otras de las apps más profesionales en lo que refiere al buen dormir es Sleep Rate, más que una aplicación un verdadero proyecto científico desarrollado por especialistas en la medicina del sueño. La forma ideal de usarla es con un medidor de latidos del corazón, que debe comprarse aparte. La aplicación recolecta datos para así monitorear la calidad del sueño y capturar sonidos que puedan molestar durante la noche (aunque quien duerma ni lo recuerde, y eso incluye el ronquido propio o de la pareja). Luego, la app analiza esta información por medio de algoritmos desarrollados por el Centro de las Ciencias del Sueño de Stanford.

Todos estos datos se pueden ver en el “centro de control” de la app, para luego compararlos semanal o mensualmente. En ellos también se puede discriminar entre los períodos en los que uno está despierto, duerme superficialmente, profundo o incluso entra en la etapa REM.

Tú puedes dormir… Ommmm


Otra categoría de apps relacionadas al sueño –o al deseo de conciliarlo y mantenerlo– incluye sistemas que generan sonidos agradables o incluso planes de relax que acercan al usuario a un estado de mayor tranquilidad que le permitirá dormir mejor.

Una de ellas es Pzizz; está cargada de miles de sonidos que se pueden combinar con mil millones de posibilidades. Cuesta US$ 5 para iOS y US$ 9,99 para Android. El sistema combina citas, música, efectos de sonido y los llamados tonos binaurales, y los reorganiza de forma diferente cada vez que el usuario presiona “Start”. Además, puede definir si quiere que esto vaya de 10 a 60 minutos.

Para quienes les gusta dormir con algún sonido una opción es eSleep. Ofrece una amplia gama de sonidos que se pueden reproducir simultáneamente. Se descarga sin pagar (para iOS y Android) pero también tiene una versión deluxe a US$ 2,99.

El usuario es el compositor y puede determinar cuánto quiere escuchar de “olas del océano”, combinarlas con “reflejos cósmicos” y hasta con sonidos del bosque. Si a usted le gusta un sonido en particular que no encuentra en la biblioteca, puede grabarlo e incluirlo en la mezcla final que escuchará de noche.


Respiración relax


Long Deep Breathing enseña a utilizar la respiración para lograr una mejor salud. Solo hay que seguir las instrucciones visuales que indican cuándo inhalar o exhalar. En promedio ,una persona respira entre 12 y 16 veces por minuto. Con la práctica es posible reducir esta cantidad, lo que generará un estado de mayor calma.


Acerca del autor

Comentarios