Consejos para su asistente físico

Cinco piques para sacarle un mejor provecho a los dispositivos que monitorean sus movimientos
Un monitor de ejercicio es un dispositivo que tiene apariencia de reloj y que tiene el objetivo, entre otros, de mantener un registro de los pasos diarios y de las calorías consumidas por la actividad física. Estos aparatos son cada vez más usados por quienes quieren mantenerse en forma. Ya sea un Fitbit, Jawbone, Apple Watch o Nike+, aquí tiene cinco consejos para aprovechar al máximo a estos asistentes físicos digitales.

Configure su perfil

No se saltee el proceso básico de configuración. Su monitor de actividad necesita información como su edad, sexo, altura y peso para determinar con precisión el largo de sus pasos y las calorías que quema.

Calíbrelo

La mayoría de estos dispositivos ofrece algún nivel de calibración para mejorar la precisión de las mediciones, pero el proceso es diferente para cada marca. Infórmese de los pasos a seguir para maximizar su rendimiento en las páginas web oficiales o en el manual de instrucciones.

Úselo en la muñeca correcta

Su monitor de ejercicio es como un reloj y, al igual que se acostumbra con estos, también debería usarlo en su muñeca no dominante. Es decir, úselo en su muñeca izquierda si es diestro o en la derecha si es zurdo. La razón es que la mano dominante es la que más se mueve a lo largo del día y esto puede dar como resultado que la pulsera reporte incorrectamente un alto número de "pasos".

Conéctelo con otras apps

Un monitor de ejercicio tiene su propia aplicación, pero no es la única con la que lo puede sincronizar. Si bien no todas son confiables y se recomienda tener cuidado con ellas, hay distintas aplicaciones y servicios relacionados con la salud que puede utilizar como complemento. Algunas de ellas son MyFitnessPal para controlar las calorías que consume, MapMyRun para monitorear sus sesiones de ejercicio y MedHelp para vigilar sus patrones de sueño y otras condiciones de salud.

Es solo una herramienta

Un monitor de ejercicio puede ser una herramienta muy útil, pero no hará todo el trabajo. Recuerde que el dispositivo no hará ejercicio ni lo alimentará sanamente si usted no lo hace.

Cuidado

Un estudio reciente publicado en la revista Journal of the American Medical Association descubrió que quienes usan dispositivos de actividad pierden menos peso que quienes no los usan. “Teníamos la hipótesis de que usar la tecnología sería más eficaz que no usarla y descubrimos todo lo contrario”, dijo el autor del estudio, John Jakicic, según CNN. “Una de las cosas que no estudiamos fue el hecho de que tal vez estos dispositivos son eficaces para las personas que ganan peso, pero tal vez eso sea diferente a ayudar a las personas a perder peso”, comentó Jakicic, quien añadió que en los casos estudiados, quienes usaban el dispositivo eran menos escrupulosos en cuanto a su dieta, ya que el ejercicio puede llevar a algunas personas a “sentir que se han ‘ganado’ el derecho a comer más”.