Conductores evitaron 13 accidentes con coches autónomos de Google

El piloto automático no fue infalible

Publicado por Expansión

Si no fuera por la intervención de los conductores que viajaban por seguridad en el interior de los coches autónomos de Google, éstos habrían tenido al menos 13 accidentes entre septiembre del 2014 y noviembre del 2015 en California (EEUU).

Google ha hecho públicos hoy estos datos en un informe sobre la seguridad de los vehículos que la empresa tecnológica ha entregado al Departamento de Vehículos de Motor (DMV, por sus siglas en inglés) de California.

Según el gigante buscador, además de los accidentes hubo 272 ocasiones en las que el software del vehículo detectó una anomalía en el sistema que pudo haber tenido repercusiones sobre la seguridad, lo que hizo que el conductor de prueba se hiciese inmediatamente con el control del vehículo.

"Estamos constantemente probando, analizando y evaluando el desempeño de nuestro software de distintas maneras", asegura en un comunicado Chris Urmson, director del proyecto de vehículos de Google.

Urmson quiso remarcar que la flota de vehículos autónomos de Google ha recorrido ya más de dos millones de kilómetros y no ha tenido ningún accidente, aunque los habría tenido de no ser por la intervención humana.

"Uno de los indicadores que vigilamos de cerca como un parámetro importante de nuestro progreso es la tasa de lo que llamamos 'contactos simulados'", afirma Urmson.

Estos "contactos simulados" son situaciones en las que, cuando se reproduce una situación real en el simulador de Google, los expertos determinan que el vehículo probablemente habría tenido contacto con otro objeto si el conductor de prueba no hubiese asumido el control del volante.

"Hubo 13 incidentes de ese tipo en el periodo del informe del DMV, aunque dos involucraron conos de tráfico y tres obedecieron al comportamiento irresponsable de otro conductor", afirmó el directivo.

En total, ocho de esos incidentes se registraron durante 85.295 kilómetros en tres meses de 2014 y solo cinco de ellos en 595.457 kilómetros en 11 meses de 2015, lo que demuestra una tendencia positiva. "Y esperamos que la tasa de esos incidentes siga descendiendo", afirmó.

Urmson subrayó que todavía no están listos para declarar que los vehículos autónomos son más seguros que el conductor humano medio, pero sí están satisfechos de seguir realizando un "progreso sostenido" hacia el día en el que puedan invitar a miembros del público a probar sus vehículos.

"Los vehículos autónomos tienen el potencial de reducir el número de accidentes porque eliminan la falta de atención de los conductores y los errores que provocan miles de choques, heridas y muertes", afirmó Urmson, quien recordó que el 94% de los accidentes están causados por un error humano.