Con la tecnología a cuestas

La tendencia de los dispositivos que se usan es una realidad, incluyendo un lente de contacto que hace zoom. Un nuevo informe repasa la realidad de los dispositivos que se usan


¿Qué productos de la imaginación –o de la ciencia ficción– se instalarán en nuestras vidas? Esta pregunta es la base de la tecnología que todos usamos. Alguna vez las tabletas fueron parte de películas como Minority Report o 2001: Odisea del espacio; hoy en día ya son parte de la rutina.

La “tecnología que se usa” se posiciona ahora como una de las grandes tendencias del presente y el futuro cercano. Para resumir la marcha de esta realidad que recién adivinamos, la consultora PSK Labs, en asociación con Intel, realizó un informe en el que analiza el futuro de esta tecnología. En él se estima que en los próximos cinco años se producirá un rápido desarrollo de aparatos y tecnologías que se integran a la vida, incluyendo aspectos ahora difíciles de imaginar.

Los adelantados son las pulseras y relojes (ya varias grandes marcas tienen o preparan sus smartwatches), pero pronto habrá anillos y collares inteligentes, chips incluidos en la ropa y, en unos cuatro años, sensores que forman parte del propio cuerpo.
Estos son algunos de los sistemas que ya existen o se hallan en fase experimental. Hora de sorprenderse:

La chaqueta que abraza
La T.jacket utiliza bolsones de aire que se inflan para simular un abrazo a distancia. El movimiento se genera a partir de una tableta o celular. La chaqueta está pensada para niños con autismos o déficit atencional pero podría utilizarse en otros casos.

Sensor en los dientes
Esta tecnología permite a un dentista monitorear los hábitos alimenticios de un paciente, vía wi-fi. Desarrollado en Taiwán, el prototipo se puede colocar entre los dientes y hasta en aparatos de ortodoncia.

Auriculares inteligentes
Microsoft busca incorporar un detector de “estado de ánimo” en un par de auriculares que se comunicarán con una app asociada para seleccionar la música más apropiada para el humor del usuario. Por ejemplo, si la persona se enoja al perder el ómnibus, el sistema elegirá un tema calmo para bajar su ritmo cardíaco y nivel de respiración.

Pañal inteligente
Pixie Scientific desarrolló esta tecnología para detectar infecciones y transmitir la información a los padres vía smartphone. Una vez que se va a cambiar el pañal hay que escanear el código QR y una app devuelve datos tales como nivel de hidratación del bebé, o si tiene una infección urinaria. Incluso puede detectar diabetes de tipo 1.

Cosméticos inteligentes
La diseñadora Katia Vega creó un prototipo de pestañas artificiales y sombra de ojos conductiva con un circuito de bajo voltaje, que detecta cuando la persona pestañea. Así, convierte la acción en una señal eléctrica que se comunica con otros dispositivos.

Pulsera de contraseñas
La pulsera Nymi identifica el ritmo cardíaco único de cada persona y lo utiliza para que se convierta en una contraseña o en un PIN para acceder a aparatos, cuentas, etc. El sistema también incluye una app móvil.

Lentes de contacto con zoom
Permite hacer zoom hasta tres veces más de lo que permite la vista humana. La persona puede cambiar entre la vista normal y la magnificada, que incluye un filtro polarizado. Los lentes tienen un grosor de 1, 17 mm y podrían ser muy útiles para quienes, debido a la edad, empiezan a sufrir la degeneración de la mácula.

Comentarios