Computadoras en la nube

Si es de los que suele utilizar computadoras simplemente para tareas basadas en internet, las chromebooks son una opción que debería comenzar a considerar
Notebooks, ultrabooks, elitebooks, netbooks. Estos son los tipos de computadoras portátiles de las que puede llegar a oír mientras está en la búsqueda de un nuevo equipo. Pero falta una en ese montón: las chromebooks.

A diferencia de las anteriores, las chromebooks no se caracterizan por sus dimensiones o características físicas, sino por lo que está en su interior. Esas máquinas pueden ser de cualquier marca, pero funcionan con el sistema operativo Chrome OS, una plataforma elaborada por Google.
El gigante del internet no entró a competir con Windows y Mac en vano, ya que realmente ofrece una experiencia distinta: la de una computadora que funciona casi completamente en la nube. ¿Qué quiere decir esto? Que si bien podrá utilizar la computadora sin internet, la gracia de estos equipos es el potencial que tienen al estar conectadas.

Piénselo de esta manera: cuando usted enciende una computadora, esta debe activarse físicamente, luego iniciar el sistema operativo (Windows, Mac, u otro), cargar todos los programas y, una vez que esto termina, recién entonces puede hacer doble clic en el ícono del navegador (Chrome, Mozilla o Edge, por nombrar algunos). Recién es allí es cuando abre el programa que puede empezar a realizar sus tareas en internet. Este proceso, a medida que las computadoras envejecen, se va haciendo cada vez más lento.

¿Qué hizo la gente de Google? Eliminar todos esos procesos previos al inicio del navegador. Al encender una chromebook, el usuario ya está en internet. En una chromebook, Chrome, el navegador, es el sistema operativo.

Sistema en la nube

Hacer que un navegador se convierta en un sistema operativo es algo que cuesta imaginarse. Sin embargo, lo que hay que saber para entender esta plataforma creada por Google es que no funciona con programas, como lo hace una computadora normal, sino con aplicaciones web. Estas aplicaciones no se instalan en el disco duro de la computadora, sino que están alojadas en la web y desde ahí son utilizadas por el usuario.

Con una chromebook puede guardar todos sus archivos en Google Drive (un servicio de almacenamiento en la nube para aquellos que utilizan Gmail) como si los guardara en el disco duro de la computadora. Esta aplicación web en particular (así como todas las desarrolladas por Google) vienen de forma nativa en Chrome OS.

la nube

Al acceder desde otro dispositivo a Google Drive, incluso si no es una chromebook (desde la web), podrá ver los documentos que creó casi instantáneamente. De hecho, si el documento fue creado o editado mientras no tenía internet, inmediatamente se sincronizará cuando el equipo se conecte a una red. De esa forma, el usuario se evita el tener que acceder a Google Drive desde un navegador, el cual, en otras computadoras, no funciona sin una conexión a internet.

Lo mismo sucede con el resto de las aplicaciones. Puede redactar mails desde la aplicación de Gmail sin internet y se enviarán apenas se conecte a la red. O puede crear eventos en la aplicación de calendarios y cuando obtenga acceso a la red estos aparecerán en el calendario de su dispositivo móvil.

¿Guarda todo lo que encuentra en su barra de marcadores de Chrome? No se preocupe. Al iniciar sesión en una chromebook con su cuenta de Gmail todos sus marcadores se sincronizarán automáticamente en la computadora.

Ni tan diferentes (pero mejores)

Puede parecer algo complicado, pero no lo es. Chrome OS, de hecho, no difiere mucho de Windows en cuanto a la interfaz. A primera vista, el sistema operativo de Google parece una versión del de Microsoft, pero con los íconos de las aplicaciones que se pueden encontrar en una tableta o un smartphone con Android.

En la parte inferior del escritorio tiene una barra de tareas con los íconos de las aplicaciones más utilizadas. En la esquina inferior izquierda, un botón le permite desplegar un menú de aplicaciones, cual botón de inicio de Windows. En la esquina inferior derecha, un panel que tiene la hora, las opciones para regular el volumen y conectar a internet, entre otras. ¿Le suena familiar?

Por si fuera poco, Chrome OS es especial para computadoras con hardware de bajo rendimiento, debido a que como las aplicaciones web de Google funcionan de forma nativa no consumen demasiados recursos. Eso sumado al hecho de que la mayor parte del procesamiento de las aplicaciones se da en la web por no estar instaladas de forma local. El resultado: una computadora económicamente fabricada, con el rendimiento de un maquinón.

Una rápida búsqueda en MercadoLibre demuestra que el precio de venta al público de las chromebooks en distintas tiendas ronda los US$ 200 y US$ 300 (y no supera los US$ 500).

No todo lo que se dice...Hay una falsa creencia de que las chromebooks son completamente inútiles sin una conexión activa a internet. Usar una chromebook sin internet, de hecho, no es muy diferente de usar una computadora con Windows sin internet.

Una gran cantidad (que va en aumento) de apps compatibles con el sistema operativo funcionan tanto en línea como fuera de ella, incluso las apps de Gmail y Google Docs, como se dijo anteriormente. Sin mencionar las típicas herramientas como el calendario y la calculadora. Hay toda una sección en la Chrome Web Store dedicada a las apps que funcionan sin internet.

En su presentación del sistema operativo (que si bien fue en 2009, recién este año logró superar los pedidos de MacBooks y Macs), Google dijo que las principales metas para Chrome OS son la velocidad, la simplicidad y la seguridad. Las dos primeras ya quedaron bastante claras, pero la última la alcanza a través de algo difícil de ver en otros sistemas operativos.

Si Chrome OS detecta una infección de malware o simplemente alguna falla, este se corregirá de forma autónoma y automática. ¿Cómo? Descargando una versión actualizada del sistema operativo de la nube y reinstalándolo, sin perder las configuraciones ni los datos por estar estos almacenados en la nube. Sin mencionar el hecho de que el sistema operativo se actualiza por sí mismo.

chromebook pixabay.JPG

¿Son para mí?

Entonces: ¿son las chromebooks para usted? Eso depende de para qué esté acostumbrado a usar la computadora. Si la mayor parte de su tiempo la pasa realizando tareas desde un navegador de internet (como enviar mails, ver videos y trabajar en documentos en plataformas en la nube), esta es la computadora para usted.

En segundo lugar, piense en los programas que normalmente utiliza y que están instalados en su computadora. Ahora, piense si alguno de esos programas pueden ser reemplazados por servicios similares en internet. Por ejemplo, si usa Word puede reemplazarlo por Google Docs. También hay muchísimos editores de imágenes en línea para reemplazar a Photoshop, como Pixlr. Y Google Música puede reemplazar al iTunes.

Haga este ejercicio con cada uno de los programas. Si encuentra reemplazos en línea, Chrome OS podría seguir siendo una buena opción. Si para algún caso la respuesta fue no, entonces será mejor optar por Windows o Mac.

Y no todo es blanco o negro. Si el sistema operativo le llama demasiado la atención, pero aún precisa utilizar ciertos programas que no están disponibles en Chrome OS o en internet, las chromebooks siguen siendo una buena opción para tener como computadora secundaria.

En resumen, las chromebooks son la computadora ideal para quienes trabajan principalmente con servicios web o con programas no muy pesados. Casi todos los programas básicos de una computadora con Windows pueden ser reemplazados con una versión alternativa para la chromebook. Si le parece que su perfil se adapta al de las computadoras con el sistema operativo de la gran G, solo tiene que estar dispuesto a adaptarse a ellas.


Cuatro opciones

Samsung 3G
Pantalla: 12.3"
Procesador: Intel Celeron Dual-Core 1.3 GHz
Memoria RAM: 4 GB DDR3
Almacenamiento: 16 GB (SSD)
Precio: US$ 345
(MercadoLibre)

HP 14-Q039WM
Pantalla: 14.0"
Procesador: Intel Celeron Dual-Core 1.4 GHz
Memoria RAM: 4GB DDR3L
Almacenamiento: 16 GB (SSD)
Precio: US$ 229
(ZonaLaptop)

Google Qazc0110017
Pantalla: 12,85"
Procesador: Intel Core i5 Dual-Core 1,8 GHz
Memoria RAM: 4 GB DDR3
Almacenamiento: 32 GB (SSD)
Precio: US$ 560
(MercadoLibre)

Samsung XE303C12-A01US
Pantalla: 11.6"
Procesador: Exynos 5 Dual-Core 1.7 GHz
Memoria RAM: 2 GB DDR3L
Almacenamiento: 16GB (SSD)
Precio: US$ 199
(ZonaLaptop)





Acerca del autor