Cómo WhatsApp afecta su sueño

Su uso está haciendo que la gente se duerma 1,6 horas más tarde todos los días

Un reciente estudio confirma que Whatsapp afecta los hábitos de sueño. Es un hecho que las personas dedican cada vez más tiempo a chatear desde la cama, chequeando por mensajes nuevos hasta cuatro veces antes de dormirse.

Esta investigación fue realizada en 2016 por una clínica india, Service for Healthy Use of Technology, especializada en la rehabilitación de adictos a la tecnología.

De acuerdo a las conclusiones publicadas, la aplicación roba un aproximado de 10 minutos diarios de sueño. Los usuarios tienden a acostarse 1,6 horas (100 minutos) más tarde y, como consecuencia, a despertarse 1,5 horas (90 minutos) más tarde. Si bien el número no es alarmante, lo importante es cómo las nuevas tecnologías alteran los hábitos y qué implicaciones podría traer a largo plazo.

WhatsApp no está solo. Facebook y Gmail (muchas veces por motivos laborales) también son expertos en retrasar el sueño. Mientras un 58,8% de los usuarios afirma utilizar la aplicación de mensajería, un 32,6% prefiere la red social de Zuckerberg y un 45,3% manda correos.

Además de disminuir la productividad al día siguiente, menos sueño puede derivar en problemas de salud. El síndrome de la fase del sueño retrasada (SFSR) —según explican los doctores— tiene como síntomas la fatiga, dolor de cabeza, disminución de apetito e inclusive depresión.

Los problemas de sueño son una epidemia global que amenaza la calidad de vida de hasta un 45% de la población mundial. La falta de sueño puede contribuir a ciertas patologías, como ansiedad o problemas cardíacos.

Para no aumentar la estadística la recomendación es: apagar los dispositivos electrónicos antes de dormir.


Populares de la sección