Cómo será el Rolls-Royce dentro de 100 años

BMW festeja su centésimo aniversario con el diseño de autos conceptuales para producir dentro de un siglo

La firma alemana BMW está celebrando su centésimo aniversario y, para conmemorar la ocasión, diseñaron modelos conceptuales no sólo de su propia marca sino además de sus subsidiarias, Rolls-Royce y Mini. Los diseños de las tres fueron englobadas bajo el nombre "Vision Next 100", lo que refleja la búsqueda de los alemanes: predecir hacia donde irá el diseño de automóviles durante los próximos cien años.

En el caso de los Rolls-Royce, desarrollaron un diseño que mezcla un motor eléctrico y el manejo autónomo con los lujos tradiciones que distinguen desde siempre a la marca de origen británico, y el producto "terminado" es una cupé que tiene casi seis metros de largo.

El diseño conceptual tiene un estilo diferente no sólo a lo de los Rolls actuales sino al de virtualmente cualquier otro auto en producción, con sus ruedas delanteras alojadas en sus propios carenados, separadas del cuerpo principal del auto. Si bien los alemanes no dieron detalles sobre el motor eléctrico, sí señalaron que el cuerpo está construido con materiales compuestos para reducir su peso, de acuerdo a lo publicado por el portal Green Cars Reports.

El Rolls de dentro de 100 años incluye una novedad absoluta para esta marca: la computadora se hace cargo totalmente de la conducción del vehículo; no hay, de hecho, controles manuales: el interior tiene una pantalla OLED (diodo orgánico de emisión de luz, por sus siglas en inglés) en una punta y un asiento-sofá en la otra. Además, el automóvil incluye de un asistente virtual que intenta "conocer" a su dueño para ser capaz de ayudarlo en tareas como reservar una mesa en un restaurante u organizar la agenda.

Cuando llega el momento de abandonar el vehículo, la puerta se abre hacia atrás y una sección del techo se levanta para crear así una abertura más grande. Y, como si todo esto fuera poco, el auto emite un camino de luz roja, creando de esta manera una alfombra roja high tech.

Los Vision Next 100 son un ejercicio de diseño y no será producido. Sin embargo, Rolls ha considerado la construcción de un coche eléctrico antes. En 2011, el fabricante de automóviles dio a conocer una versión totalmente eléctrica del modelo Phantom. Este fue, al final, desechado porque no supero los testeos con clientes potenciales, quienes reclamaron por la falta de autonomía, entre otros inconvenientes.


Fuente: Infotechnology