Cómo ser mejor en matemática sin estudiar

Una investigación reciente de la Universidad de Oxford sugiere que la estimulación eléctrica del cerebro mejora la habilidad para resolver problemas de cálculo matemático, incluso en el largo plazo
La clave para pasar ese examen de matemática que tanto te desvela puede no ser el estudio, sino recibir suaves choques eléctricos en el cerebro. Según un nuevo estudio realizado en un laboratorio de la Universidad de Oxford, la estimulación transcranial de sonido aleatorio (TRNS, por su sigla en inglés) puede ayudar a mejorar los procesos cognitivos.

La investigación, publicada el jueves en la revista científica Current Biology, se basó en esta técnica totalmente indolora. De hecho, los autores explican que el voluntario ni siquiera siente que está recibiendo estimulación eléctrica.

Según recoge Nature, el método implica corrientes eléctricas fluyendo a través de electrodos en impulsos aleatorios, lo que activa las neuronas en distintas áreas del cerebro.

Por su parte, los investigadores aclaran que no existe evidencia que sugiera que la técnica es insegura. Y, de comprobarse su seguridad y eficacia en pruebas sobre clases numerosas de alumnos, este método podría potenciar las formas tradicionales de estudio, dijo Roi Cohen Kadosh, neurocientífico cognitivo de la Universidad de Oxford y líder del estudio.

De números y problemas


Para esta investigación, los científicos asignaron a 25 estudiantes de esa universidad la tarea de memorizaran datos matemáticos (por ejemplo, 2 x 17 = 34), así como otros cálculos más complicados (como 32 - 17 + 5), recoge Nature.

Solo 13 de ese grupo de estudiantes recibieron TRNS en su corteza prefrontal, la parte del cerebro que involucra el conocimiento superior, mientras resolvían estos problemas durante cinco días seguidos.

Como resultado, estos voluntarios fueron más rápidos en ambos tipos de tarea que los estudiantes del grupo de control, a los que solo se los había estimulado brevemente.

Pero el experimento no terminó allí. Seis meses más tarde, los investigadores citaron a doce de los voluntarios que habían participado y los pusieron a resolver problemas de matemática similares a los de la vez anterior, pero en esta oportunidad no emplearon estimulación eléctrica.

Aquellos seis que habían recibido TRNS en el pasado tuvieron mejor desempeño (28% o más) que los que no, aunque solo en las tareas que implicaban cálculo.

Con cautela


Si bien neurocientíficos que no participaron del estudio han sugerido que se deberían aplicar estas pruebas a grupos más grandes de alumnos en clases reales (y no en un pequeño grupo de estudiantes de una de la universidades líderes del mundo), Cohen Kadosh explica que estos acercamientos son necesarios para ayudar al cerca de 20% de niños que presentan dificultades serias para aprender matemática.

No obstante, el científico también advirtió que esta técnica es del estilo "no lo haga en su casa", si bien las máquinas que realizan TDCS no son imposibles de conseguir (aunque cuestan varios miles de dólares).

Por lo que, al menos por ahora, habrá que sentarse frente a los números y pensar a la vieja usanza.

Acerca del autor

Comentarios