¿Cómo se veía y verá la cara humana?

Un nuevo estudio indica que la cara moderna apareció hace cerca de un millón de años, al tiempo que un controvertido investigador proyecta que en 100.000 años las personas parecerán personajes de historietas manga


Dos trabajos recientes muestran cómo se veía y cómo se verá la cara humana, evidenciando la influencia de la evolución en el rostro de las personas.

Según un estudio publicado en la revista Plos One y recogido por el portal Materia, hace 900.000 años vivió un chico de 11 años que tenía una cara similar a la moderna. En vez de ser prognato como los primeros homo y los actuales chimpancés, los cuales tienen la mandíbula y el maxilar hacia afuera, formando algo símil a un hocico, este joven tenía un perfil ortognato, es decir, plano con una nariz sobresaliendo.

Su cara era "suficientemente moderna como para pasar prácticamente desapercibida en un tren lleno de gente”, dijo el antropólogo Timothy Bromage de la Universidad de Nueva York.  Él es uno de los científicos estadounidenses y españoles que participaron del estudio que analizó el maxilar de un cráneo hallado en 1994 en el yacimiento de la Gran Dolina de Atapuerca, en Burgos, informó Materia.
(Su cara era) suficientemente moderna como para pasar prácticamente desapercibida en un tren lleno de gente”, afirmó el antropólogo Timothy Bromage de la Universidad de Nueva York sobre el chico de la Gran Dolina

Pero los cambios que vivirá el rostro del ser humano en el futuro no están vinculados al maxilar, sino principalmente a los ojos. Al menos eso cree el investigador y artista Nickolay Lamm, quien realizó una proyección de cómo será la cara de las personas dentro de 100.000 años, una hipótesis basada en su conocimiento con aportes de Alan Kwan, doctor en genómica computacional de la Universidad de Washington. No es una predicción con respaldo en estudios científicos, aclara en su web.

Es que Lamm recibió numerosas críticas por su proyección. Se trata de un escenario donde los seres humanos "controlan la biología y evolución", y la orientan a sus propias necesidades, se detalla en el sitio MyVoucherCodes, en el cual fue publicado el proyecto por primera vez.

Para Lamm, la evolución (artificial) de la cara humana va hacia un sutil aumento del tamaño de la cabeza, notorio en particular en la frente, piel más pigmentada y un incremento significativo del tamaño de los ojos. Se trata de transformaciones orientadas a mejorar la interacción con tecnologías como los lentes inteligentes Google Glass, para soportar las altas radiaciones de la vida en otros planetas y, por supuesto, para ser más atractivos. El resultado es un personaje propio de las historietas del manga japonés.

Los opositores de este proyecto sostienen, por ejemplo, que estudios recientes indican que el cerebro de los seres humanos se está achicando y no agrandando.

Comentarios