Cómo lograr la desintoxicación digital en 2015

Cinco resoluciones estúpidamente fáciles para las personas que pasan demasiado tiempo en línea
Estamos entrando en el mes de las “desintoxicaciones digitales” diseñadas para curar cualquier resaca de redes sociales que hayas sufrido el año anterior.

De hecho, casi la mitad de los estadounidenses elegirá sus propósitos para el año nuevo, según una encuesta de la consultora Marist. Propósitos que, como sabemos, no funcionan realmente. Pero si estás tratando de recuperar tu vida de las garras codiciosas de Facebook, Twitter y tu smartphone, estos consejos científicos te ayudarán a cumplir tus metas.

No lleves el teléfono a la cama


El 44% de los propietarios de teléfonos duerme con su dispositivo junto a la cama, lo que es, posiblemente, lo peor que podés hacer para tu salud. Para empezar, mirar el teléfono antes de ir a la cama te expone a una frecuencia específica de luz azul que altera la hormona de la melatonina, lo que retrasa el sueño. Además de eso, tener el teléfono en el dormitorio podría perjudicar tus relaciones. En un reciente estudio publicado por la revista Psychology of Popular Media Culture, el 62% de las mujeres encuestadas dijo que sufrían porque sus parejas estaban pendientes del teléfono durante el “tiempo de ocio de pareja” que es cuando pueden interactuar.

Cerrá el correo electrónico


El trabajador promedio pasa hasta 13 horas a la semana chequeando el correo electrónico. Los estudios muestran que esto también puede afectar su productividad y la salud mental. Según una investigación realizada a principios de diciembre, revisar el correo electrónico todo el tiempo contribuye de manera significativa al estrés. Además, una encuesta realizada por Pew Research Center sugiere que, gracias al correo electrónico y los smartphones, los estadounidenses están trabajando cada vez más en sus horas libres. La mensajería instantánea también divide tu atención y te retrasa en el trabajo.

Olvidate de los números de Facebook


Si obsesivamente estás actualizando Facebook, Instagram o Twitter, tu problema podría no ser tanto la sed inherente de ver cada nuevo dato que publican tus amigos en las redes sociales, sino un problema de ansiedad. En un artículo publicado en noviembre en la revista Computational Culture, el artista y académico Benjamin Grosser relató los resultados de un experimento en el que se ordenaba a los usuarios de Facebook no ver cuántos “me gusta” o comentarios tenía en sus posts. Esto, básicamente, corta el circuito del "bucle de retroalimentación", el fenómeno psicológico por el que buscás tener más “me gusta”. De acuerdo a las observaciones de Grosser, estar fuera de Facebook puede liberar a los usuarios del uso compulsivo de la red social.

Dejar de lado el Kindle o el iPad y leer un libro impreso


Los e-readers prometen una gran cantidad de comodidades: portabilidad, estar a la moda, leer Cincuenta sombras de Grey en el ómnibus sin que todos los demás sepan lo que estás haciendo. Pero cuando se trata de entender realmente y recordar lo que lee, varios estudios sugieren que los libros de papel tienen ventajas importantes: para empezar, los lectores tienden a acercarse a ellos con más seriedad; y la sensación táctil de pasar la página ayuda a navegar por los textos más largos o más complicados. En agosto, un estudio de un laboratorio en Gran Bretaña encontró que las personas recordaban mejor las cosas cuando las leían en un libro físico. Eso no quiere decir que haya algo malo con tu iPad, Nook o Kindle, pero si uno de tus objetivos para este año es leer más novelas, o unirte a un club de lectura, entonces la buena y vieja biblioteca podría ser mejor para vos.

Controlá el tiempo que pasás en línea


Si alguna vez encontrás que pasás más tiempo en internet o con teléfono de lo previsto, primero tenés que saber que no estás solo y, segundo, que este es un síntoma clave de la adicción a internet. La adicción a internet es un problema real de comportamiento, similar en algunos aspectos a la ludopatía, según las investigaciones al respecto. Pero a diferencia de los casinos, que son fáciles de evitar, internet está en todas partes todo el tiempo, lo que hace que las conductas adictivas sean mucho más difíciles de tratar. Marc Potenza, psiquiatra de la Universidad de Yale, ha abogado por el uso de la tecnología contra la adicción a la tecnología. En otras palabras, descargar una aplicación o extensión del navegador que te dice cuánto tiempo pasás en línea, como RescueTime o Moment que pueden ayudarte a tomar conciencia del problema y te mostrarán cómo cambiarlo.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios