Cómo la tecnología encontró un barco perdido durante 150 años

Esta semana se realizará un mapeado trimensional para determinar si se trata del Anges E. Fry

Un barco de más de 200 pies (alrededor de 60 metros) de largo descubierto frente a la costa de Carolina del Norte (EEUU) ha sido identificado tentativamente como el Agnes E. Try, una nave que llevaba perdida desde hace un siglo y medio. Esta semana, un equipo de buceadores descenderá hasta el barco naufragado para realizar un mapeado tridimensional.

Expertos del estado, junto a miembros del Instituto Internacional para la Investigación Marina, sondearon las aguas en torno a Carolina del Norte, con la intención de encontrar tres naves que participaron de la Guerra de Secesión estadounidense y que aún no se han podido de localizar.

Mediante un magnetómetro, un detector que puede captar distorsiones en el campo magnético terrestre causadas por el casco de hierro de un barco, y un sonar de barrido lateral, el equipo de investigadores dieron con el que creen que es el Agnes E. Fry por sus dimensiones.

barco perdido1.jpg

Para determinar si es el barco perdido hay que esperar al escaneado tridimensional, puesto que las aguas son muy oscuras a causa de los residuos que arrastra el río. Según explicó el arqueólogo Billy Ray Morris a la revista Wired, el escáner envía ondas acústicas, las que rebotan sobre la superficie del barco para crear una imagen del lugar.

Los registros de la época consignaron que el barco no tuvo tiempo de descargar todo lo que llevaba en su bodega en el puerto de Wilmington, último bajo control del ejército confederado. El Agnes E. Fry tuvo que salir huyendo ante un ataque repentino.


Populares de la sección