Cómo hacer un timelapse

Con un smartphone o una cámara GoPro es sencillo crear uno de estos espectaculares videos


Esos videos espectaculares de atardeceres, noches en las que las estrellas se mueven sobre el espectador, montañas donde la sombra se va apoderando del paisaje o una flor que se abre son comunes en internet. La clave del encanto de estas secuencias llamadas timelapse está en que lo que lleva horas o días en la naturaleza se comprime en instantes de pura fascinación.

Desde el punto de vista técnico, un timelapse es un conjunto de fotografías tomadas con un cierto intervalo de tiempo entre una y otra, y desde un mismo lugar, las cuales se unen para formar un video. La ilusión de movimiento acelerado que se genera no es nueva, de hecho, está en los orígenes del propio cine.

Pero todo esto que suena tan complejo es muy fácil de lograr con solo tener un smartphone o, para hacerlo un poco más profesional, una cámara Go Pro.

Un timelapse de bolsillo


Tanto para iOS como para Android hay aplicaciones que se encargan de la parte más aburrida: sacar una foto cada determinado tiempo. Lapse it es una de las mejores, que está disponible gratis para ambas plataformas móviles.

Si bien hay muchas funciones que están solo en la versión Premium (como la posibilidad de tomar fotos en HD o de usar la segunda cámara del celular), Lapse it es bastante completa. Permite configurar algunos valores con que se toman las fotos, el intervalo y hasta agregar efectos.

Los pasos para crear un timelapse son simples: hay que establecer las configuraciones, dejar el celular en un lugar del que no se pueda caer o mover y apretar el botón disparador. A partir de ahí el programa hace su magia y, cuando se decide parar, solo hay que volver a apretar el botón que aparece en la pantalla. También se puede programar fecha y hora de comienzo y fin.

Al finalizar la captura, se puede ajustar cuántas fotos mostrar por segundo. Por ejemplo, 20 imágenes por segundo alcanzan para darle al video un ritmo dinámico. Por último, se le puede agregar efectos, que en la versión gratuita son blanco y negro, colores saturados e invertidos.

La aplicación tiene un diseño que la hace fácil de comprender, pero a su vez da suficientes opciones como para experimentar un buen rato.

Un poco menos casero


Una opción a las aplicaciones son las cámaras de fotos o video, como la GoPro. Este dispositivo tiene una función especial para timelapse, en la que se hace de forma automática.

Lo primero es configurar el modo (aparecerá un ícono con forma de cámara intermitente en el extremo superior derecho de la pantalla) y el lapso entre cada foto en el menú de configuraciones. Dependiendo del intervalo seleccionado, la luz en el frente de la cámara se encenderá cada 2, 3, 10 o más segundos.

Una vez que las imágenes estén prontas, hay que armar la secuencia. Para eso se puede usar cualquier programa de edición, como el GoPro Studio. Luego de seleccionar la velocidad a la que las fotos pasarán y de hacer algún recorte o ajuste de color, el video está listo para exportar e impresionar al mundo con un timelapse amateur que se ve profesional.

Acerca del autor

Comentarios