Cómo evitar que su smartphone se incendie

Preste atención a las señales que pueden advertir de una posible explosión

Los dispositivos móviles pueden hincharse o hasta incendiarse si son sometidos a altas temperaturas.

Que un teléfono se prenda fuego puede deberse a diversos factores. Por ejemplo, suele ocurrir que los químicos que hay dentro de la batería y que deben mantenerse separados se mezclen por accidente.

Para que esto no ocurra se debe evitar exponer los terminales a situaciones como puede ser el calor de un radiador, de un secador de pelo o del sol.

Antes de incendiarse, un teléfono enviará indicios advirtiendo que algo no está bien: la batería empezará a calentarse demasiado, empezará a hincharse o el dispositivo emitirá un silbido extraño.

Esto es lo que debe hacer si observa alguna de estas señales:

Procedimiento a seguir

Para tocar el dispositivo se recomienda utilizar guantes de piel, de poliéster o los que se utilizan para el horno para evitar quemaduras.

Se debe apagar el teléfono manipulándolo con mucho cuidado para evitar que los químicos se muevan más. Luego habrá que colocarlo en un lugar aislado, lejos de cualquier elemento inflamable, donde no pueda causar daño.

A continuación, avise a un técnico o contacte la tienda donde lo compró para recibir indicaciones sobre qué hacer. Si alguna de las señales anteriormente mencionadas persiste, la recomendación es meterlo en un lugar como una caja metálica donde no represente un riesgo en caso de llegar a prenderse fuego.

Lo que no debe hacer

Si observa que su teléfono presenta una señal de advertencia, no lo deje como está ya que podría incendiarse. Recuerde no tocar el dispositivo con las manos sin protección.

No tire el terminal a un contenedor ya que podría provocar un incendio mayor.

Si decide enviar el móvil a un servicio técnico, no lo transporte en cualquier bolsa ya que puede suponer un peligro.