Cómo evitar hackeos en Netflix

Siga estos pasos para determinar si su cuenta ha sido comprometida
Alguna vez le pasó que entró a Netflix y encontró que habían sido vistas películas a las que usted nunca les dio play? Eso puede significar dos cosas: o un familiar inició sesión con su cuenta o alguien se la hackeó. Es que su credencial en el servicio es muy apetecible en la deep web –una especie de mercado negro en internet– donde se vende por US$ 1. ¿Pero cómo determinar si fue víctima de este tipo de robo virtual? Aquí algunos consejos.

Buscar actividad de visualización

La forma más fácil de descubrir si alguien ha entrado a su cuenta es estar atento a la lista de lo que usted ya ha visto en el servicio. Para esto, acceda a Netflix y seleccione el perfil principal. A continuación, haga clic en el menú desplegable e ingrese a su Cuenta. Allí, en la pestaña "Actividad de visualización" (o Viewing Activity) puede saber qué películas o series ha visto, por fecha.

Revise los accesos a su cuenta

Si durante el paso anterior encontró algo raro, vaya a la opción "Ver los últimos accesos" (o See recent account access). Allí aparece cada dispositivo, ubicación regional e IP desde el que se ha realizado el acceso a cada contenido, junto a su fecha y hora. El sistema solo muestra las últimas cinco interacciones, por lo que vale la pena comprobar bastante seguido, si se tiene alguna sospecha.

Vigile su lenguaje

Si tenía configurada la cuenta en español y un día le aparece en inglés, es señal de que alguien hackeó su cuenta. Si quiere volver al idioma original ingrese a Cuenta; allí aparecerá la opción para cambiarlo.

¿Fue pwned?

En la jerga hacker, pwn significa que alguien ha comprometido la seguridad o tiene el control de su computadora, sitio web o dispositivo. Y quizás usted es el culpable. No use el mismo nombre de usuario y contraseña para distintas cuentas; si lo hace, está en riesgo. La revista Time sugiere esta herramienta: haveibeenpwned.com. Allí hay que ingresar correo electrónico o nombre de usuario. Tras una consulta rápida, usted podrá saber si alguno de esos datos ha sido robado.

Cierre la sesión

Si todo lo anterior lo llevó al convencimiento de que alguien ha estado metiéndose con lo suyo, solo le queda una cosa por hacer: vaya de nuevo al menú de Cuenta y haga clic en "Cerrar sesión en todos los dispositivos". A partir de este momento, se le pedirá un nuevo acceso. Cambie la contraseña y asegúrese de no utilizar una repetida; si es posible, elija una mezcla de letras y números, mayúsculas y minúsculas. Hágaselo difícil a los ladrones.