¿Cómo es posible que un bebé tenga tres padres?

La técnica, que fue aprobada en Reino Unido este martes, sirve para evitar una enfermedad que ocurre en 1 de 5.000 recién nacidos
Este martes, el Reino Unido fue pionero en hacer legal una técnica de fertilización que insemina a una mujer con el ADN de tres personas, dando lugar a lo que se conoce como un "bebé de tres padres". Este método evitará que se pasen enfermedades genéticas de madres a hijos, pero no todos están de acuerdo con su implementación, que ha despertado un debate ético.

La técnica usa ADN donado por una tercera persona para reducir los riesgos de enfermedades mitocondriales, que afecta a uno de cada 5.000 recién nacidos. Además del ADN de su padre y madre, el niño recibe una pequeña cantidad -solo un 1% - de ADN sano de una donante.

El procedimiento consiste en el trasplante in vitro de organelos celulares. El aporte de la tercera persona es de la mitocondria, encargada de transformar el alimento en energía. En la célula es el núcleo el que aloja la mayor cantidad de información genética, pero las mitocondrias contienen una pequeña porción.

Las enfermedades mitocondriales, que se transmiten por vía materna, ocurren cuando las mitocondrias no funcionan como deberían. Pueden ser devastadoras, afectando a los órganos principales y pueden causar desde la ceguera hasta la pérdida de masa muscular. En algunos casos, los bebés pueden morir antes de su primer año de vida.
Hemos alcanzado un hito en darle a las mujeres una opción inestimable, la posibilidad de ser madre sin miedo a vivir bajo la amenaza de transmitir una enfermedad mitocondrial a sus hijos", se dijo Robert Meadowcroft, director de la organización Campaña contra la Distrofia Muscular

La única forma de evitar estas enfermedades es con un transplante in vitro. Se toma la mitocondria de una mujer sana y se combina con el ADN de los dos padres. Para ello, una de las técnicas implica que se fertilicen dos óvulos con el esperma del padre, uno de la donante y otro de la madre. A los dos embriones que resultan de la fertilización se les quitan los núcleos y se desecha el de la donante. Finalmente, se inserta el núcleo con el ADN de los padres en el embrión de la donante y se insemina a la madre.

Un dilema ético


"Hemos alcanzado un hito en darle a las mujeres una opción inestimable, la posibilidad de ser madre sin miedo a vivir bajo la amenaza de transmitir una enfermedad mitocondrial a sus hijos", se congratuló Robert Meadowcroft, director de la organización Campaña contra la Distrofia Muscular.

John Tooke, presidente de la Academia de Ciencias Médicas  recordó que "estos tratamientos podrían reducir el número de niños nacidos con enfermedades mitocondriales raras y ayudar a muchas familias a llevar vidas sanas y felices".

Sin embargo, no todos están de acuerdo con este procedimiento. Las iglesias Católica y Anglicana de Inglaterra se pronunciaron en contra de este procedimiento la semana pasada, publicó la BBC, junto con algunos miembros de la comunidad científica. El argumento que sostienen es que el procedimiento implica la destrucción de un embrión y que puede ser un primer paso para la modificación genética de bebés en el futuro, conocida como "diseño de bebés".

Esta técnica de fertilización permitirá ayudar a las cerca de 150 parejas  que pierden a sus bebés por enfermedades mitocondriales en el Reino Unido,  publicó El País de Madrid. Luego de la aprobación, se espera que este método de donación de ADN se comience a usar en octubre de 2015, y hacia la segunda mitad de 2016 podrían nacer los primeros bebés con ADN de tres personas.

Comentarios