¿Cómo es el negocio de la impresión 3D en el mundo?

La lenta adopción de la tecnología prepara el camino para que, en un futuro no muy lejano, las compañías la adopten tanto para optimizar procesos como para reducir costos

La tecnología de impresión en tres dimensiones sin duda avanzó mucho en los últimos años. Actualmente, pueden verse productos específicos para rubros muy complejos como la medicina de precisión o la industria aeroespacial. Sin embargo, poco se sabe la relación entre la impresión 3D y el mundo de los negocios. ¿Qué países adoptan la tecnología en sus industrias?, ¿qué tan viable es?, ¿cuánto cuesta incorporarla a la empresa?

Una reciente publicación de Ernst & Young intenta responder a algunos de estos interrogantes sobre la base de datos de varios países del mundo.

Mercado

De acuerdo al relevamiento, no son los pocos los países que optaron por incorporar tecnología de impresión 3D a sus empresas. Cerca de un 24% de las 900 empresas encuestadas reconocen haber incorporado esta tecnología y un 12% planean hacerlo. Aunque con diferencias en la intensidad según cada país, Alemania por caso está por encima de la media (37%) y Estados Unidos está muy por detrás de eso (16%).

Las variaciones también aparecen a lo largo de los diferentes sectores, con la industria del plástico y la ingeniería industrial naturalmente liderando. Pero el informe afirma que, en base a las proyecciones de adopción de empresas en el futuro, la impresión en tres dimensiones será moneda corriente en la industria automotriz y aeroespacial. Por otro lado, el estudio aclara que las industrias se encuentran en diferentes niveles de maduración respecto a la incorporación de esta tecnología. El 11% de las empresas consideran que "están probando y experimentado" y el 8% tiene departamentos específicos para proyectos estratégicos.

China sigue siendo el rey

Uno de los puntos fuertes de la tecnología en cuestión es la posibilidad de producir bienes finales, y no solamente componentes de reparación. De acuerdo a los datos, el 38% de las empresas espera estar comercializando productos finales impresos en 3D en los próximos años. En este sentido, la mayoría de los ejecutivos encuestados (19%) afirman que los métodos de impresión van a ser una forma más de manufacturar y otros tantos (15%) estiman que la implementación será "híbrida" junto a otras formas tradicionales de producción.

La región más adepta a incorporar la impresión 3D es Asia, donde China y Corea del Sur donde se esperan que más de la mitad de las compañías produzcan usando tecnología de impresión 3D. En el país más conservador, Alemania, esa cifra es menos de la mitad.

Pero no todo es color de rosa

Para una mayor adopción 3D, especialmente la producción en serie, las empresas necesitan reducir o eliminar barreras relacionados con los costos, sus negocios y tecnología.

La principal barrera que impide la adopción, o su extensión, es el costo. Cuarenta por ciento de las empresas encuestadas dicen que no pueden permitirse el alto coste de inversión necesario para adquirir un sistema funcional, y 20% dicen que los costos de operación de materiales y servicios son demasiado altos.

Las limitaciones técnicas de los actuales sistemas de impresión son otro obstáculo: el tamaño limitado de una empresa o las restricciones en los materiales multicolores usados para imprimir son retos para el 12% y el 10% de las empresas, respectivamente. Las empresas con carteras de productos, que exigen más tecnología de producción, se ven particularmente afectados.

Mientras tanto, otro 28% siente que carece del expertise técnico dentro de la empresa para empezar o mantener un proyecto de impresión en tres dimensiones.


Fuente: Infotechnology

Populares de la sección