¿Cómo entra un Titanosaurus en un museo?

Se espera que para 2016 los huesos hallados del dinosaurio de mayor tamaño estén colocados en una de las salas del Museo de Historia Natural de Nueva York

Los restos fueron encontrados el año pasado en la Patagonia argentina por un granjero de la zona. El herbívoro se estima que mide unos 40 metros de largo, 20 de alto y que pesa lo mismo que 14 elefantes.

Un equipo de científicos del Museo de Paleontología Egidio Feruglio fue el encargado de desenterrar los huesos. Se logró recoger 150 piezas pertenecientes a siete reptiles distintos. Solo se pudo conseguir un 40% de la anatomía de los dinosaurios, así que los expertos en la materia deberán fabricar el resto para colocarlo en el Museo de Historia Natural de Nueva York a principios de 2016.

El cuerpo del Titanosaurus tiene una gran ventaja con respecto al de los demás: es simétrico. Esto simplificará el trabajo de los científicos que no tendrán mayores problemas si falta un hueso de un lado, porque simplemente deben replicar el del otro costado contrario.

La tecnología ha logrado que el proceso de reconstrucción de dinosaurios sea más sencillo que antes.

El proceso ahora es mucho más rápido y efectivo: primero se escanea la superficie de las piezas existentes para obtener la estructura digital y darle la vuelta después; para finalmente imprimir la pieza artificial en tres dimensiones. Luego se coloca espuma sintética en el interior del dinosaurio y en su exterior se instalan resinas o fibras de vidrio.

Las piezas nuevas son más livianas que las originales, lo que ayuda al proceso de montaje y a su posterior colocación dentro del museo, que debe ser lo más cuidadosa posible. Sus responsables calculan que les llevará una semana en juntar todos los huesos y armar la estructura completa.

En el museo donde este nuevo reptil será colocado, hay otros esqueletos que también poseen gran tamaño: la ballena azul, que mide casi 29 metros de largo, y un pariente cercano al nuevo dinosaurio, el Tiranosaurus rex, que alcanza los 63 metros.

Pero, las exorbitantes medidas del Titanosaurus lo convierten en el dinosaurio de mayor tamaño encontrado hasta el momento.