Cómo eliminar los avisos de la web

Ahora se puede sustituir la publicidad por un mensaje de agradecimiento con solo pagar de US$ 1 a US$ 3 mensuales
En un reconocimiento tácito de que los avisos online son horribles, Google anunció un nuevo “experimento” que, por un monto mensual, permitirá a los usuarios esconder los avisos en algunos de sus sitios favoritos. El programa, llamado Contributor (“colaborador”), se puede instalar en tres simples pasos.

Paso 1: Pague entre US$ 1 y US$ 3 mensuales para bloquear los avisos de sitios como Mashable y The Onion.

Paso 2: Visite dichos sitios y, en el lugar donde normalmente vería una publicidad, encuentre una caja pixelada o un mensaje de agradecimiento.

Paso 3: Disfrute de una experiencia más limpia, feliz y con menores distracciones en su navegador web, al tiempo que disfruta por haber contribuido “directamente con la gente que crea los sitios que visita a diario”.

El lanzamiento de Contributor no resulta tan sorprendente, dado que los avisos online son universalmente reconocidos como el flagelo más antiestético de internet. A principios de noviembre, por ejemplo, los usuarios se regocijaron cuando uno de los servidores del área de avisos de Google se cayó, lo que derivó en la desaparición de una cantidad de publicidades en sitios destacados. “Histórico... ¡Disfrute de las webs como solían ser antes de los avisos!”, tuiteó una mujer.

De hecho, cuando el 27 de octubre pasado se celebró el 20o aniversario de los avisos tipo banner, el inventor del género, el publicista Joe McCambley, fue el gran ausente de los festejos. Desde que en 1994 creó el primer banner para la revista Wired, la industria ha evolucionado hacia una cosa fea y barata, que solo busca los clics, dijo el propio McCambley.

En una columna publicada el año pasado en el diario británico The Guardian, McCambley escribió: “Cientos de miles de millones de malas experiencias con los banners nos han enseñado que siquiera mirar la columna de la derecha de un sitio web es algo estúpido”.

La verdadera solución


Los usuarios pueden enojarse, indignarse y militar todo lo que quieran en contra de la publicidad online. Pero, hasta que alguien encuentre la forma de reemplazar esta industria de US$?46.000 millones con algo más atractivo (e igual de rentable), los banners, avisos en forma de carrete e incluso esas publicidades supermolestas que se intercalan con los textos, han llegado para quedarse.

Por supuesto que hay “experimentos”, como el propio Contributor de Google. Sin embargo, al fin y al cabo, la forma más segura de tener una web sin avisos es usando un viejo y probado método: AdBlock, el plug-in que bloquea publicidad. Con 20 millones de usuarios y versiones para Chrome, Safari y Firefox, esta herrramienta es una buena apuesta. Sus dos principales ventajas son que ya existe y que es gratis.

AdBlock no te deja con ese dulce sentimiento de que contribuiste con la salud y sustentabilidad de la economía web. Pero eliminará de tu vista algunas atrocidades y eso, al menos, es algo para festejar.

 


Proyecto Contributor


Para participar del proyecto Contributor de Google, primero hay que unirse a una lista de espera. Tras conseguir una invitación, uno debe establecer una colaboración mensual de entre US$ 1 y US$ 3. “Al visitar uno de los sitios participantes, parte de tu contribución va a los creadores de ese sitio. Como recordatorio de tu apoyo, verás un mensaje de agradecimiento, en general acompañado por un patrón pixelado, en el lugar donde normalmente verías un aviso”, explica Google.


Comentarios