Cómo elegir su próximo monitor

Algunos factores que debe tener en cuenta al momento de cambiar la pantalla
Las computadoras portátiles dominan el mercado por sobre las de escritorio, pero esto no quiere decir que no se necesite un monitor extra en ciertas situaciones o para determinadas funciones. También es posible que use una PC de escritorio en su casa o en su oficina o tal vez las actividades para las que utiliza su laptop ameritan tener una pantalla extra para actividades tales como editar videos y fotos o simplemente para jugar online.

Actualmente hay más opciones que las que había en la época de los monitores de tubo. Existen distintas tecnologías y tamaños que se adaptan a las distintas necesidades de los usuarios: para los que trabajan cerca del monitor, para los que lo usan a distancia, para los que lo adosan a una computadora vieja o para aquellos que también lo utilizan como televisión. Estos son algunos factores que debe tener en cuenta al momento de conseguir su nueva pantalla.

Tamaño

El tamaño del monitor tiene mucho que ver con la distancia a la que se sienta el usuario. Para tener una referencia, si se sienta a 1 metro de la pantalla el tamaño debería ser de 27 pulgadas. Uno más grande podría resultar incómodo, ya que se hace difícil ver toda la imagen de una vez. A medida que se acerca debería achicar el tamaño. Los monitores de 24 pulgadas son los ideales para el promedio de los usuarios de notebook o desktop.

Conexiones

Los puertos del monitor son importantísimos, porque podrían determinar que pueda usarlo con su computadora o no. Primero debe fijarse cuáles son los puertos disponibles en su equipo: VGA, HDMI, DisplayPort, DVI son algunos de ellos. Luego debe elegir un monitor que tenga los puertos que concuerden con los que tiene su máquina para poder conectarlos. De tener varios, el HDMI y el DisplayPort son buenas opciones, ya que transmiten en mejor calidad.

Tecnología

Hay muchas tecnologías de imagen y de ellas depende en gran medida el precio del monitor. La tecnología LCD todavía es buena, pero ya hay otras que la han superado con creces: LED, con una mejor calidad de imagen y menos cansancio a la vista; el IPS tiene aun mayor calidad de imagen; los TFT permiten un mayor ahorro de energía. Las pantallas OLED son las más avanzadas en todos los aspectos.

Resolución

Para actividades de bajo rendimiento, 720p (de 1280 pixeles de ancho por 720 de alto) es una buena resolución. En monitores de hasta 24 pulgadas, y para usos más exigentes (como quienes trabajan con imágenes), 1080p (1920x180) es la mejor opción. Para los fanáticos, como los gamers o quienes se dedican al cine, la resolución de 4K (o más) de hasta 3840x2160 es una opción cada vez más popular y económica.

Populares de la sección