¿Cómo cotizan tus datos en la web?

Pasaportes escaneados, cuentas de juegos o en la nube y programas para ataques informáticos son algunos de los bienes que se venden en el mercado oculto en la parte oscura de internet
E sta semana, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso la creación de leyes que protejan la privacidad de sus ciudadanos en línea. El mandatario dijo que la ciberseguridad era una de sus prioridades legislativas tras los ataques que sufrió la productora Sony Pictures y el hackeo de una cuenta de Twitter de un mando central del Pentágono.

Y el riesgo no solo existe para las instituciones o empresas, sino también para las personas comunes y corrientes. Internet aloja un mercado clandestino en el que se comercializan datos, cuentas y programas para robar información o atacar sitios web. Los datos pueden conseguirse por unos pocos dólares y los programas de ataque llegan a valer miles de dólares si son considerados útiles por los cibercriminales.

Oferta y demanda


La empresa de seguridad informática Symantec se metió en la parte oculta de la web, conocida como dark net, para estudiar las ofertas y demandas de este mercado negro.

Allí la oferta es variopinta. De acuerdo con un estudio de Symantec publicado en diciembre, puede encontrarse información robada de tarjetas de crédito, cuentas de correo electrónico, pasaportes robados escaneados, cuentas de juegos por internet a través de las que se pueden hacer compras virtuales valiosas o cuentas en la nube. También se pueden comprar seguidores en redes sociales, enviar correo electrónico basura a 1 millón de direcciones de correo electrónico verificadas y registrar y activar la tarjeta SIM de un celular ruso, aunque no se especifica para qué.

Además, pueden comprarse servicios de ataque para generar botnets, usados para propagar virus, atacar servidores y cometer delitos o fraudes, y otros servicios para generar ataques online. Los precios pueden variar: un ataque de spam a 1.000 cuentas puede llegar a los US$ 150, los datos de una tarjeta de crédito a los US$ 20 y los ataques informáticos pueden oscilar entre US$ 10 y US$ 1.250 (ver infografía).

Algunos de ellos pueden encontrarse en Tor –el navegador para que la actividad online sea anónima–, otros son solo por invitación y otros requieren que se compre la entrada, a veces con información robada.

Este mercado crece cada vez más. Por eso, es importante proteger los datos y cuentas para evitar terminar en el carrito de compra de algún sitio clandestino de comercio de datos.

La recomendación es usar contraseñas fuertes y distintas entre sí, actualizar aplicaciones para evitar que se aprovechen de las vulnerabilidades, verificar que los sitios a los que se les ingrese información financiera estén encriptados y tener cuidado con los enlaces a sitios desconocidos.

 

[caption id="attachment_77439" align="alignnone" width="576" caption="G. Ciccariello"][/caption]

Acerca del autor

Comentarios