Cómo atrapar un satélite fuera de servicio

La Agencia Espacial Europea probó unas redes especiales, similares a las de pesca, para capturar la chatarra espacial


Tres millones de objetos, principalmente chatarra y restos de satélites y cohetes, orbitan la Tierra, 20.000 de ellos de más de 10 centímetros, un tamaño más que suficiente para interferir o poner en riesgo la exploración espacial. ¿Cómo solucionarlo? La opción de la Agencia Espacial Europea (ESA) parte de “una de las tecnologías más antiguas de la humanidad”: la red de pesca.

La iniciativa CleanSpace está supervisando una serie de estudios que utilizan distintas técnicas para atrapar los fragmentos de basura espacial, desde un brazo robótico o un arpón, a un haz de iones.

En esta oportunidad, ingenieros de la ESA probaron cómo se comportan las redes en microgravedad y su capacidad para capturar satélites fuera de servicio. Para ello, se realizaron 21 vuelos parabólicos durante dos días a bordo de un avión Falcon 20 a distintas velocidades. El avión sigue una serie de ciclos durante los que permanece 20 segundos en caída libre, sujeto solo a la fuerza de la gravedad.

“Lanzamos redes desplegables con un sistema de aire comprimido hacia una maqueta a escala de un satélite”, explicó el experto Kjetil Wormnes. Y agregó: “Las buenas noticias es que el sistema funcionó muy bien, tanto que tuvimos que utilizar un cuchillo para liberar la maqueta y prepararla para un nuevo ensayo”.

Las redes fueron pintadas de varios colores para estudiar su comportamiento al analizar los videos de su despliegue, informó la ESA. Además, se utilizaron dos materiales diferentes: las redes de hilo, más ligeras, resultaron ser más eficaces que las de tejido.

La misión e.DeOrbit de la ESA, cuyo lanzamiento está previsto para el año 2021, estudiará la viabilidad de retirar de la órbita terrestre un gran fragmento de basura espacial para controlar la cantidad de fragmentos de basura espacial en órbitas con alta densidad de tráfico.

Acerca del autor

Comentarios