Cómo armar su central gamer

Comprar una computadora prearmada puede parecer mucho más fácil que armarla uno mismo, pero es cuestión de conocer algunos conceptos para poseer un equipo tan personalizado que solo le faltará su firma
Gran parte de la industria del entretenimiento pasa por las pantallas: el cine, las series, las aplicaciones de los celulares y las tabletas, los videojuegos. Como en todo ámbito, el avance tecnológico busca romper las normas y los creadores de contenidos deben seguirles el paso para ofrecer siempre productos de la mejor calidad.

Tal vez uno de los ecosistemas que se ve sacudido por esto con mayor frecuencia es el de los videojuegos. Aquellos que arman sus propias computadoras para adaptarlas a sus títulos favoritos lo tienen bien claro: nunca se puede tener un equipo lo suficientemente actualizado porque siempre sale un videojuego que hace que una computadora que antes era lo mejor de su gama pase a tener los requerimientos mínimos.

La culpa la tienen las exigencias gráficas; además de precisar un equipo capaz de procesar todo lo que conlleva la reproducción del videojuego, los desarrolladores cada vez realizan productos con más detalles, mayores resoluciones, texturas complicadas y efectos ambiciosos. Todo esto hace que, cada vez que el jugador interactúa con alguna parte del mundo del juego, la computadora deba adaptar todo el ambiente a ese estímulo específico.

De todas maneras, esto no quiere decir que los videojuegos que se lancen de aquí al futuro dejan obsoletos los equipos: existen videojuegos gráficamente más y menos exigentes, que vienen con requisitos mínimos (para que la computadora reproduzca el juego sin problemas, pero no en su mayor potencial gráfico) y recomendados (para que el juego se desempeñe de la mejor manera) de los componentes internos de la computadora, que pueden dar una idea de qué computadora se debe adquirir para jugar a ese tipo de juegos.

Cromo consultó a Juan Andrés González, técnico en la casa de venta de componentes informáticos Banifox, y a Sergio Silveira, del departamento comercial de Hard PC, sobre qué se debe tener en cuenta al momento de elegir las partes de una computadora.

Computadora armar procesador

Componentes

Placa madre

Es la pieza más básica del equipo. De esta dependerán las modificaciones y actualizaciones que se podrán hacer una vez que la computadora ya está armada.

Una característica esencial de cada componente, y que no es ajena a la placa madre, es la capacidad de disipación del calor. Los procesos de las computadoras levantan altas temperaturas que, de no regularse, podrían generar graves daños: podrían quemarla por completo. También es recomendable que tenga suficientes ranuras para memorias RAM y PCI Express (donde va la tarjeta de video).

El procesador

Es otro destacado en la lista de compras, ya que es el corazón de la máquina. En este componente, cuanta mayor cantidad de núcleos e hilos de proceso, mayor cantidad de tareas podrá realizar la máquina de forma simultánea. Por lo general se recomienda un mínimo de cuatro núcleos y entre seis y ocho hilos de proceso. También hay que prestar atención a la memoria caché (mejor cuanto mayor sea el número) y la velocidad del procesador (de 3.0 Ghz en adelante).

Sistema de enfriamiento

Según Juan Andrés González, en procesadores Intel basta con el disipador de temperatura que trae de fábrica (a menos que se desee hacer overclocking, o forzado de las velocidades y frecuencias del procesador), pero en AMD es preferible conseguir uno mejor, cuyo precio oscila entre US$ 80 y US$ 160.

Tarjeta de video

Es el componente estrella para los jugadores. Gracias a ella se podrán explotar al máximo las capacidades gráficas. Su elección dependerá del tipo de videojuego. Cuanto más exigente sea, menos económica será la tarjeta. También se tiene que tener en cuenta la cantidad de monitores que se quieran utilizar.

Memoria RAM

Es tal vez uno de los factores más conocidos. Como con todo, cuanta mayor memoria, mejor el rendimiento (para jugar se recomienda de 8GB en adelante). Hay que tener en cuenta la generación de la memoria: DDR3 o DDR4. En este sentido, primero se debe corroborar qué tipo de ranura tiene la placa madre para adquirir una que sea compatible.

Disco duro

Es un poco más a gusto del usuario. La decisión pasa por la capacidad de almacenamiento. De nuevo: cuanta más, mejor. Gran parte de los juegos que se publican ocupan entre 40 GB y 60 GB.

Discos SSD

También se debe prestar atención a la tecnología. Estos discos (de estado sólido, como una tarjeta de memoria) por el momento ofrecen menores capacidades de almacenamiento, pero también velocidades de transferencia mucho más rápidas, por lo que su precio es considerablemente más elevado. Los discos duros mecánicos, por su parte, tienen menor velocidad de transferencia, pero son más económicos y ofrecen unos cuantos terabytes.

Una tendencia que está en auge es la de utilizar un SSD para instalar el sistema operativo para que funcione más rápido y uno mecánico para el almacenamiento del resto de los programas.

La fuente

Es el componente que dará la energía a la computadora. Por lo general, se recomienda elegir marcas reconocidas por diversos factores, como la garantía y la estabilidad. Algunas de ellas son Thermaltake, Antec, Cooler Master y Seasonic. Además de eso, se debe prestar atención a la cantidad de vatios que entrega, dado que se debe calcular que pueda proveer de suficiente energía a todos los componentes. Las fuentes más vendidas para equipos de gama media y alta están entre los 750 vatios y los 1200 vatios. No se debe olvidar de corroborar que esta tenga el sello "80 plus", que certifica una mejor eficiencia energética.

Gabinete

Es la moña del paquete, esa caja que contiene todos los componentes y que puede ser seleccionado por su estética, pero que hay que tener en cuenta unas cuantas cuestiones básicas antes de elegirlo. Primero que nada, el espacio para que entren todos los elementos y exista la posibilidad de agregar otros. Parece de perogrullo, pero el tamaño de los componentes no es estándar, por lo que elegir una tarjeta de video apenas un poco mejor puede generar algunos inconvenientes al momento de armar la computadora.

Computadora gamer

Además, debe quedar dentro del gabinete espacio suficiente para ordenar los cables y para que haya buena ventilación. Las piezas muy juntas pueden causar sobrecalentamiento. Es útil que tenga aperturas para este mismo fin, pero con filtros de polvo.

Algunos gabinetes vienen con ventiladores adicionales, los que son de mucha ayuda. Si se quiere, también se puede considerar espacio para un sistema de enfriamiento líquido. Los conectores de audio y USB en la parte frontal también pueden salvar de algunos dolores de cabeza.

Bonus

Hay algunos accesorios que no son tan esenciales, pero forman parte de la experiencia del juego. El mouse y el teclado o el joystick, por ejemplo. Las sesiones largas requieren formas ergonómicas que no fatiguen al jugador.

Mouse

Existen muchísimas variables: desde el peso y los materiales hasta la cantidad de botones. Por lo general se recomienda que no sea inalámbrico, ya que quedarse sin batería en el mouse en medio de una sesión podría acabar con la diversión.

Teclados

También tienen su versión para gamers. Retroiluminados (para ver las teclas en la oscuridad), botones configurables, con micrófonos y parlantes e incluso los hay con ventilación para secar el sudor de las manos de los jugadores.

Lectora o grabadora de DVD o BluRay

También es opcional, ya que la mayoría de los juegos se vende en formato digital. Sin embargo, hay quienes aún las utilizan para instalar sistemas operativos. González, sin embargo, vaticina el mismo futuro para las lectoras que el de las disketeras.

Sonido

Para una experiencia más inmersiva se recomienda elegir headsets con auriculares con sonido 5.1 o 7.1 con micrófono (sobre todo para los que prefieren los juegos online) o parlantes con una potencia de 40 a 50 watts.

Monitor

Acá dependerá de la distancia a la que esté sentado el jugador de la pantalla. Para distancias de 60 centímetros a un metro se recomiendan los que van desde 20 pulgadas hasta 24. Para mayores distancias se recomiendan los de 27 pulgadas en adelante.

Los más detallistas se pueden fijar en los tiempos de respuesta del monitor (lo que tarda un píxel en pasar de un color a otro), que generalmente van de 2 a 5 milisegundos, aunque hay de 1 milisegundo. En cuanto a la resolución, es preferible que soporten, al menos, 1080p, o Full HD. Los que tienen sistemas anti flicker son aun mejores, ya que hacen que el parpadeo del monitor sea casi imperceptible, lo que causa menor cansancio a la vista. Se recomienda que tengan una tasa de refresco de al menos 120 Mhz, ya que ofrecen imágenes de mejor calidad, además de que reproducen de mejor manera los contenidos en 3D.

Ahorros y cuidados

Si el precio de la computadora supera el monto que se desea gastar, se recomienda economizar primero en las piezas que no son tan primordiales, como el gabinete o la fuente (siempre corroborando la eficiencia energética). Además se puede optar por comprar un disco HDD en vez de un SSD o bajar una categoría del procesador, ya que a veces, de una a otra, cambia mucho el precio pero no tanto el rendimiento. Tanto en el procesador como en la tarjeta de video el precio puede variar entre fabricantes.

La vida útil de cada componente se puede estirar si se cuidan las fluctuaciones en la tensión eléctrica y si se mantienen limpios de polvo. Al estar constantemente ventilando el interior del gabinete, la computadora se convierte en una aspiradora que absorbe todo lo que haya en el ambiente, lo que puede obstruir los ventiladores.

Tres ejemplos de computadoras para jugar

Económica

  • Procesador: AMD A8-7600 APU Quad Core (US$ 124)
  • Placa madre: MSI A88XM-E45 FM2+ / FM2 AMD A88X (Bolton D4) 8 x SATA 6Gb/s USB 3.0 HDMI Micro ATX AMD Motherboard (US$ 113)
  • Memoria RAM: Hyper X Fury 8 GB 1866 (2 de 4GB) WHITE HX318C10FW/4CL BANIFOX (US$ 60)
  • Disco duro: HD 1TB Western Digital SATA3 7200rpm (US$ 68)
  • Tarjeta de video: Integrada a la placa madre
  • Fuente: EVGA 430W 100-W1-0430-KR (US$ 49)
  • Gabinete: Cooler Master ATX K280 (US$ 66)

Total: US$ 480

Intermedia

  • Procesador: Intel Core i5-4690 Haswell Quad-Core 3.5GHz (US$ 329)
  • Placa madre: GIGABYTE GA-Z97X-Gaming 7 LGA 1150 Intel Z97 HDMI SATA 6Gb/s USB 3.0 ATX (US$ 240)
  • Memoria RAM: 16GB Kingston HyperX Fury 1866 (2 de 8GB) (US$ 100)
  • Disco duro: 1TB Serial ATA 3 7200rpm + SSD HyperX Fury 240GB (US$ 68 y US$ 152)
  • Tarjeta de video: EVGA GeForce GTX970 SC 4GB GDDR5 (US$ 518)
  • Fuente: Thermaltake Smart M850W SP-850M (US$ 179)
  • Gabinete: ATX Cooler Master Scout II Advance (US$ 155)

Total: US$ 1.741

Gama alta

  • Procesador: Intel Core i7-5820K Haswell-E 6-Core 3.3 GHz LGA 2011-v3 140W BX80648I75820K Desktop Processor (US$ 582)
  • Placa madre: ASUS X99-A/USB 3.1 LGA 2011-v3 Intel X99 SATA 6Gb/s USB 3.1 USB 3.0 ATX Intel Motherboard (US$ 405)
  • Memoria RAM: 32 GB Kingston 1866 Kingston FURY (US$ 200)
  • Disco duro: HYPERX SSD SAVAGE 240GB SHSS3B7A/480G + HD 1 TB Western Digital BLACK 7200rpm (U$S 320 y U$S 123)
  • Tarjeta de video: EVGA GTX980 TI SC 6GB 06G-P4-4993-KR (US$ 1123)
  • Fuente: Cooler Master 1500W Silent M2 (U$S 497)
  • Enfriamiento líquido: Water Cooling Cooler Corsair H110 (U$S 264)
  • Gabinete: COSMOS II RC-1200-KKN1 (U$S 339)
Total: US$ 3.853

videojuegos


Requisitos mímimos de los juegos más exigentes

Batman Arkham Knight

  • Procesador Intel Core i5-750, 2.67 GHz | AMD Phenom II X4 965, 3.4 GHz
  • 6 GB de RAM
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 660 2GB; DirectX 11
  • Disco duro con 45 GB
  • Sistema operativo Windows 7 (64-bit)

Star Wars: Battlefront

  • Procesador Intel i3 6300T
  • 8 GB de RAM
  • Disco duro con 40 GB
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 660 2GB; DirectX 11
  • Sistema operativo Windows 7 (64 bit)
  • Conexión a internet de 512 KBPS o superior

The Witcher 3

  • Procesador Intel CPU Core i5-2500K 3.3GHz / AMD CPU Phenom II X4 940
  • 6GB de RAM
  • Tarjeta gráfica Nvidia GPU GeForce GTX 660 / AMD GPU Radeon HD 7870; DirectX 11
  • Disco duro con 40 GB
  • Sistema operativo Windows 7 / 8 (8.1) (64 bit)

Rise of the Tomb Raider

  • Procesador Intel Core i3-2100
  • 6 GB de RAM
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GTX 650 2GB o AMD HD7770 2GB; DirectX 11
  • Disco duro con 25 GB
  • Sistema operativo Windows 7 (64 bit)

Metal Gear Solid V

  • Procesador Intel Core i5-4460 (3,40 GHz)
  • 4 GB de RAM
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 650 (2GB); DirectX 11
  • Disco duro con 28 GB
  • Sistema operativo Windows 7 (64 bits)


Populares de la sección

Acerca del autor