Comida caliente: 50 años del microondas

Nacido del azar, este electrodoméstico es uno de los reyes de la cocina

Los primeros modelos

Los primeros microondas habían comenzado a ser utilizados en la cocina comercial durante la década de 1950. Pero no fue hasta 1967, que la miniaturización tecnológica y la reducción de costos en la fabricación hicieron que los microondas fueran lo suficientemente pequeños y "baratos" para su uso doméstico: unos US$ 495 de la época, equivalentes a US$ 3 mil actuales.

El descubrimiento

Un día de 1945, Percy Spencer, un ingeniero de Raytheon, se dio cuenta que un chocolate había empezado a derretirse en su bolsillo mientras operaba un magnetrón (un dispositivo quetransforma la energía eléctrica en microondas electromagnéticas). Al sospechar que las ondas de radio del magnetrón fueron la causa, decidió probar con un huevo. Tomó uno crudo y apuntó el haz del radar. El huevo se calentó rápidamente. Otra prueba con granos de maíz mostró que las ondas de radio podían hacer pop. Raytheon pronto solicitó una patente sobre el uso de la tecnología de radar para cocinar y nació el "Radarange", el primer microondas de la historia.

Longitud de onda

¿Por qué "microondas"? Las ondas de radio que se utilizan para cocinar tienen longitudes de onda relativamente cortas; mientras que las ondas de radio utilizadas para las telecomunicaciones pueden ser tan largas como una cancha de fútbol.

El diseño

Los comienzos del microonda no fueron fáciles. Su inventor diseñó una caja metálica con una abertura para que no escapara la energía. Pero el modo de conseguirla era a través de unas tuberías de agua. Paul Spencer logró cambiar su funcionamiento por un mecanismo de aire, lo que permitió reducir el tamaño del aparato. En la década de 1970, el invento era muy utilizado en diferentes industrias, en particular, para secar madera.

Vibración

Estos hornos son capaces de calentar alimentos porque la frecuencia de las microondas agitan específicamente las moléculas de agua, haciendo que vibren. Es esta vibración la que causa la producción del calor. Por lo tanto, los objetos que no contienen agua, como un plato de cerámica, no se calientan.

Advertencias

Muchos mitos han sido asociados a la cocina con microondas. Pero la verdad es que no destruyen los nutrientes de los alimentos ni propician cáncer. Sin embargo, usted debe tener cuidado al colocar en su interior recipientes de plástico, porque algunos productos químicos del material pueden contaminar la comida. Y sí, no debe poner ningún metal en el microondas, porque los objetos metálicos con bordes puntiagudos pueden interactuar con las microondas del magnetrón y producir chispas y, en consecuencia, dañar el horno o provocar un incendio.