Cinco razones por las que aún no se encontró vida fuera de la Tierra

Un proyecto de Stephen Hawking propone responder la incógnita de la inteligencia extraterrestre

La astronomía está a punto de embarcarse en uno de sus proyectos más ambiciosos. El lunes, el famoso físico británico Stephen Hawking anunció su nueva iniciativa, el emprendimiento Breakthrough Listen, que reunirá a grandes científicos en la búsqueda de vida inteligente más allá del Sistema Solar. Con la financiación del magnate ruso Yuri Milner, el programa tendrá una duración inicial de 10 años y dispondrá de un presupuesto de US$ 100 millones.

"Creemos que la vida surgió espontáneamente en la Tierra. Así que, en un universo infinito, debe haber otros casos de vida", sostuvo Hawking durante el lanzamiento del programa en la Royal Society, en Londres.

Geoffrey Marcy, el mayor descubridor de planetas extrasolares de la historia, también compartió su visión en la conferencia brindada por el equipo. "Aparentemente, el universo está abultándose en las costuras con ingredientes biológicos", afirmó el astrónomo de la Universidad de California. Marcy, junto a otros científicos, ha encontrado una cantidad sorprendente de planetas con características similares a la Tierra pero que orbitan en torno a otra estrella, sugiriendo que la vida como la conocemos es por lo menos posible, sino probable, a lo largo del universo.

Más y mejor

Aunque el grupo de científicos no ha hecho declaraciones audaces sobre la caza de vida inteligente o las posibilidades de encontrarla, el éxito podría dispararse exponencialmente por el mero ímpetu del proyecto actual, que supera al de los intentos anteriores.

Los recursos vertidos por el empresario ruso serán destinados a investigar la Vía Láctea y cien galaxias cercanas. Además, para potenciar sus capacidades, el proyecto incorporará el uso del Green Bank Telescope, en West Virginia, Estados Unidos, y el Parkes Telescope, en Nueva Gales del Sur, Australia.

Ambos instrumentos son 50 veces más sensibles y pueden cubrir 10 veces más cielo que los programas de investigación desarrollados con anterioridad. De esta forma, además, Breakthrough Listen podrá optimizar la velocidad de detección y la cantidad de frecuencias de radio captadas.

"Creemos que la vida surgió espontáneamente en la Tierra. Así que, en un universo infinito, debe haber otros casos de vida", sostuvo Hawking

Hasta que se anunció este apoyo, el instituto Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés), que coordina la iniciativa, se veía limitado por la falta de financiamiento gubernamental, soportándose sólo con el apoyo de universidades y organizaciones privadas.

Según Milner, el proyecto permitirá recolectar en un día la cantidad de información que hoy lleva un año obtener. Asimismo, la Universidad de California construirá dispositivos digitales de alta velocidad y herramientas de procesamiento que ayuden a recolectar y analizar los aportes de radio y telescopio. Las computadoras personales de nueve millones de voluntarios también colaborarán con la propuesta de Breakthrough Listen, cuyos datos estarán disponibles abiertamente, totalizando la mayor cantidad de información científica que se pone a disposición del público. (Basado en The Washington Post)


Hipótesis extraterrestres

La Tierra ya recibió visitas. Los humanos han estado por solo 50 mil años, por lo cual la vida inteligente ya puede haber visitado la Tierra antes de que estuviese habitada.

Estamos siendo observados. Conocida como "la hipótesis del zoológico", sostiene que las personas han sido colocadas en la tierra como parte de un experimento de súper civilizaciones que miran, pero no tocan.

No somos lo suficientemente interesantes. Una civilización avanzada puede centrarse en contemplarse a sí misma y vivir en paraísos artificialmente generados, sin intenciones de interactuar con los demás ni explorar el resto del frío universo.

Hay civilizaciones depredadoras. Esta teoría explicaría la falta de señales recibidas por los satélites. Ante esa amenaza, ninguna especie querría anunciar su localización y convertirse en una presa fácil.

Nuestra tecnología es aún muy primitiva. Las herramientas que el ser humano ha creado no le permiten realmente discernir entre la cantidad de ruido y actividad que hay en el espacio, por lo cual le ha prestado atención a las señales equivocadas.