Cinco preguntas y respuestas sobre los teléfonos flexibles

Todo lo que hay que saber acerca de los smartphones curvos que ya llegaron al mercado y que están rodeados de tanta expectativa como de desinformación


En caso de no poder ver la imagen interactiva, hacer clic aquí.

 

Lejos de valerse de un efecto visual, el Galaxy Round es, en efecto, curvo. El nuevo smartphone presentado por Samsung hace poco más de una semana es el primer teléfono “flexible” en ver la luz, si bien hace tiempo que la surcoreana y otras tantas compañías como LG e incluso Apple investigan esta tecnología.

Aunque mucho se ha especulado sobre las posibilidades de los smartphones flexibles, por ahora despiertan más preguntas y sospechas que admiración.

Samsung no reveló demasiados detalles acerca del Galaxy Round durante su presentación, que pareció más un lanzamiento para ganar la carrera que para dar certezas a los consumidores. Lo cierto es que cuando se dice que el Round es “flexible” no quiere decir que se dobla. Lo mismo ocurre con el televisor curvo OLED EA9800, presentado por LG en la Feria de Electrónica de Consumo a principios de año.

Según el sitio especializado en tecnología Cnet, es necesario tener en cuenta los diferentes sentidos que tiene la palabra “flexible” para entender esta nueva tendencia. Puede referirse a la pantalla OLED o LCD, al vidrio, o a ambos, dice el portal, que aclara que el Galaxy Round, por ejemplo, cuenta con un display curvo (ver ilustración).

Sin embargo, el hecho de que se promocione como un teléfono flexible no quiere decir que sea maleable o que vaya a adquirir diferentes formas si se lo retuerce.

Aun así, hay que tener en cuenta que esta nueva tecnología recién ha dado su primer paso hacia un futuro para el que las compañías ya se preparan por conquistar. Los coreanos están un lugar más adelante.

 



1. ¿Se dobla? No. El hecho de que cuente con un display Amoled “super flexible” no quiere decir que se pueda doblar y guardar en el bolsillo. Si bien es curvo, el smartphone es rígido y no adquiere nuevas formas.

2. ¿Qué lo hace flexible? Cuando hablan de “pantallas flexibles”, las empresas se refieren no a la zona táctil del teléfono usada para navegarlo, sino al material electrónico que yace debajo de esta. Se trata de una capa de diodo orgánico que emite luz y que se encuentra bajo la pantalla propiamente dicha. En el caso de los dispositivos “flexibles”, esta capa está hecha con materiales flexibles como el plástico.

3. ¿Se rompe? Sí. Por ser flexible es más resistente, pero no irrompible. Si bien los materiales que se colocan debajo del vidrio rígido, como el plástico, pueden evitar que se rompa debido a una caída, no evitará que el smartphone se quiebre si se ejerce mucha presión sobre él.

4. ¿Para qué sirve? Todavía no son claros los beneficios de un teléfono flexible. Hay quienes señalan que el plástico los hace más duraderos, permite fabricar aparatos más delgados y livianos, y probar con pantallas de diferentes formas.

5. ¿Y para qué servirá? En particular, las pantallas flexibles son una promesa en el campo de la wearable technology, donde servirían para hacer relojes y bandas inteligentes, entre otros productos.


Populares de la sección

Comentarios