Cinco extrañas adopciones

Una gata que aceptó a una pequeña ardilla como hija, una tortuga gigante que es la "madre" de un hipopótamo bebé y hasta una perra que adoptó a un tigre, son algunas de las familias interespecies


"Madre hay una sola", dice el dicho, pero no especifica de qué especie tiene que ser esa mamá.

Las imágenes en esta galería, una selección de la lista elaborada por el sitio TakePart,  muestran cinco de las madres con hijos adoptivos más extrañas: ardillas con gatos y gatos con perros, perros con tigres y hasta una tortuga gigante cuyo hijo es un hipopótamo.

Son cinco ejemplos de que la naturaleza no es tan estricta al momento de criar pequeños que precisan del cuidado maternal.

Acerca del autor

Comentarios