Cinco consejos para sacar las mejores fotos

Las cámaras de los smartphones son cada vez más poderosas, pero de nada sirven si el usuario no sabe aprovecharlas
¿Qué es mejor: la cámara del celular o una compacta? La respuesta es cada vez más difícil porque, generación tras generación, los smartphones incorporan mejores cámaras y accesorios que pueden lograr muy buenos resultados.

La principal ventaja de los celulares es la inmediatez. El teléfono es uno de los pocos objetos que la mayoría de las personas llevan consigo a todos lados de forma religiosa. Pero no solo está ahí cuando uno precisa o quiere sacar una foto, sino que además es lo suficientemente discreto como para permitir tomar esa imagen deseada sin llamar la atención.

Sin embargo, aún no se puede afirmar que sacar una foto con un celular sea mejor que con una cámara compacta (la comparación con la réflex no tiene sentido). El arte de fotografiar con smartphone tiene sus propios trucos, entre los cuales destacamos cinco que pueden evitar que la memoria de tu teléfono deje de llenarse con imágenes movidas, fuera de foco, muy oscuras o muy claras. En definitiva, todas esas cosas que te frustran cuando mirás la galería y descubrís que nada salió como esperabas.

Lo principal es dominar tu equipo porque, aunque las opciones varían según el modelo, solo así podrás sacar las mejores fotos.

1.  La magia del HDR


 El High Dynamic Range (HDR) es una opción que saca tres fotos con diferentes exposiciones, desde una imagen sobreexpuesta a una muy oscura, y toma lo mejor de cada una. Si bien demora un poco más en tomar la imagen, es ideal para capturar paisajes, retratos a la luz del sol y en lugares oscuros. En iPhone está disponible desde el modelo 4, mientras que Samsung lo incorporó a partir del Galaxy SIII. Además, hay aplicaciones que lo ofrecen, como Pro HDR.

2. A la mano


Para aprovechar la característica más importante de los celulares, la velocidad, tené un acceso rápido a la cámara. El iPhone, por ejemplo, no es necesario destrabarlo para sacar fotos.

3. Cuestión de estilo


Que el celular no tenga una cámara profesional no hace que tus fotos tengan que ser malas. Intentá no poner los objetos o personas en el centro de la imagen, probando la regla de los tercios (que consiste en "dividir" la pantalla en una grilla de 3x3 y centrar los puntos de atención de la imagen en el cruce de las líneas divisorias). Explorá nuevos ángulos y mantené una composición equilibrada.

4. Aprovechá la luz


Antes que el flash, una ventana: intentá mirar a tu alrededor y aprovechar la luz natural. Evitá poner el flash en automático y usalo siempre que no tengas otra opción mejor.

5. Olvidate del zoom


Si querés estar más cerca, entonces movete y, si no podés, siempre está la opción de cortar la foto después. El zoom digital les quita calidad a las imágenes al rellenar lo que no puede captar.

Comentarios