Cinco ciudades de videojuegos en las que nadie quiere vivir

Virus, sicópatas, asesinos... estos escenarios tienen de todo

Nueva York

The Division hace un buen trabajo al sacarle a cualquiera de la cabeza la idea de visitar la ciudad que nunca duerme. La propagación de un virus mortal llamado "veneno verde" hizo que la ciudad quedara fragmentada y en manos de distintas facciones violentas que buscan ganar el control.

14cr06rapture1col.jpg

Rapture

La ciudad bajo agua de la serie Bioshock se había pensado como un lugar ideal para vivir en paz y realizar avances científicos. Sin embargo, las tentaciones y los vicios de sus habitantes hicieron que se convirtiera en un espacio de pesadillas.

14cr06lossantos1col.jpg

Los Santos

La ciudad que protagoniza casi todas las entregas de GTA ya es conocida. Asediada por pantillas peligrosas, asesinos violentos y "protegida" por una Policía corrupta hace que ser víctima de un acto criminal no sea nada del otro mundo.

14cr06boston1col.png

Boston

Otra de las ciudades estadounidenses protagonista de un juego, en Fallout 4, se vuelve una tierra baldía repleta de criaturas y humanos mutantes, robots asesinos y facciones violentas, por culpa de la radiación emitida por el testeo fallido de una bomba nuclear.

14cr06gotham1col.jpg

Gotham

La ciudad de Batman en el juego Arkham Knight hace especialmente evidente el hecho ya conocido de que en ella vive una plétora de supervillanos psicópatas y mafiosos que solo buscan su destrucción, lo suficiente para hacer que un multimillonario se ponga un traje y haga justicia.