Cinco CEO tecnológicos que se levantan antes de las 7

Madrugar y éxito van de la mano
El dicho, que por remanido no deja de ser verdad, habla de que el madrugador se queda con la ayuda del Altísimo o con la lombriz (si uno es un pájaro). Estos cinco exitosos CEO de empresas con base tecnológica se levantan bien temprano, antes de las 7 de la mañana, y logran así que las horas del día les rindan mejor. Además, la mayoría de ellos tienen muy bien organizado tanto los días laborables como aquellos dedicados al ocio: no queda nada librado al azar. El camino al éxito exige que uno sea metódico y dedicado, como cuentan a continuación los cinco CEO globales que elegimos como ejemplo:

Tim Amstrong, CEO de AOL

El ejecutivo más importante de una de las empresas más reconocidas del sector, que brinda servicios de internet y medios, se levanta entre las 5 y las 5:15 de la mañana. "Históricamente, mandaba correos electrónicos a esa hora, pero como no todos están despiertos, ahora trato de esperar hasta que se hagan las 7", cuenta en una entrevista que le realizó The Guardian. "Entonces hago ejercicio, leo y utilizo nuestros productos. Y para cuando se hacen las 7, ya tengo preguntas o comentarios sobre AOL, y los empiezo a enviar", agrega. "La vida es muy excitante como para dormir."

Como buen anglosajón intenta no regresar muy tarde a su casa, y a más tardar a las 20 horas está de vuelta. Cuenta que cada vez que puede intenta leerle un libro a sus dos hijas y, luego de la cena, practica basquetbolito con su hijo. A las 23 ya está en la cama.

Sus fines de semana también están bien pensados: los viernes a la noche toda la familia junta ve una película; el sábado está dedicado a practicar deportes con los más jóvenes (de hecho, Amstrong es el DT del equipo de básquet del hijo), y los sábados a la noche están reservados a una cita con esposa que puede incluir amigos; los domingos van a misa y a las 19 horas ya está trabajando de nuevo.

Robert Iger, CEO de Disney

Iger dice que se levanta "todos los días a las 4:30 de la mañana". Escucha música tranquila para llevar adelante todo lo que hace: leer la prensa, hacer ejercicios, mirar los mails y mirar la televisión... todo al mismo tiempo. El líder de la gigante identificada con el ratón animado más conocido del mundo piensa, según reporta Business Insider, que este es su momento tranquilo del día, aunque reconoce que incluso en ese momento está haciendo multitasking.

Tim Cook, CEO de Apple

Acá tenemos a uno un tanto exagerado: el directivo a cargo de Apple desde la muerte de Steve Jobs ya está despierto a las 3:45 de la mañana. "Sí, todos los días", subraya Cook durante una entrevista con la revista Time. Durante una hora envía emails, luego va al gimnasio y después pasa por Starbucks, desde donde enviará más correos electrónicos. "Cuando uno ama lo que hace, no lo considera trabajo. Y tengo la buena suerte de estar en dicha posición hoy en día", explica.

Jack Dorsey, CEO de Twitter

El CEO de la red social del pajarito, que regresó cómo el hijo pródigo en 2015 a la empresa que creó junto a Evan Williams, Biz Stone y Noah Glass, le cuenta a la New York Magazine que se despierta a las 5:30 de la mañana. Primero medita y luego sale a correr sus casi 10 kilómetros diarios. Un detalle singular: en algún momento del día intenta salir a caminar sin rumbo para despejar la cabeza.

Vittorio Colao, CEO de Vodafone

Este CEO, que dirige el conglomerado británico de telecomunicaciones globales, deja la cama a las 6 para ejercitar durante 40 minutos. El resto del día se la pasa de reunión en reunión, y en el medio responde emails todo el tiempo, porque "las personas necesitan decisiones para avanzar en sus tareas y la logística que estas implica, y la tecnología actual nos permite a todos estar en contacto todo el tiempo", según publica The Guardian. Trabaja hasta las 22:45, con una breve pausa en el medio para cenar con su familia, y a las 23:30 está de regreso en la cama.

Los fines de semana la ética del trabajo es la misma: ejercicio durante cuatro horas, y el resto del tiempo lo divide entre su esposa y sus hijos y los preparativos para enfrentar una nueva semana laboral.


Fuente: Infotechnology