Cinco buenos juegos para disfrutar en una tarde

La duración de estas historias no sobrepasa las cinco horas, pero valen la pena

La duración de un videojuego suele ser una parte clave del juego. Y, muchas veces, es un elemento decisivo. No siempre se cuenta con las decenas de horas necesarias como para dedicárselas a una extensa aventura; a eso se suma que no son pocas las ocasiones en las que un juego se torna tan interminable que termina por provocar frustración.

Pensando entonces tanto en aquellos jugadores que no cuentan con tiempo libre indeterminado como en aquellos que gozan de una historia o aventura breve y contundente, Cromo seleccionó los cinco juegos breves que –sin tener en cuenta la antigüedad del juego o edad del jugador– bien pueden servir para matar esas dos, tres o cuatro horas de una tarde tranquila. Porque, si la historia es buena, ¿qué importa cuánto dura? Y estos cinco ejemplos evidencian que una buena experiencia de juego no está atada al reloj.

Mirror's Edge

Duración: 5 horas

Un First Person Shooter (FPS) mezclado con un homenaje al parkour es esta historia en la que la protagonista huye a toda marcha de un régimen autoritario con ribetes distópicos mientras avanza en línea recta a través de techos, ventanas, alturas varias, azoteas y acondicionadores de aire. Extremadamente entretenido, su modo Historia se pasa volando, al tiempo que la trama nunca se complejiza demasiado ni el jugador se verá trancado por argumentos duros de resolver en ningún momento (PS3, Xbox 360, PC).

Portal

Duración: 3 horas

Portal trata simplemente de abrir puertas (o portales, de allí su nombre) que llevan de una dimensión a otra. La premisa entonces es sencilla: ubicar la puerta, superar el obstáculo que impide llegar a ella, pasar y enfrentar un nuevo nivel donde la cosa se pone algo más complicada, sobre todo a medida que el escenario estalla de forma repentina o el techo se llena de pinchos y comienza a descender lentamente sobre el jugador. El formato es el de FPS pero el jugador no cuenta con más armas que un cañón que dispara portales. Estos no solo sirven para superar los obstáculos, sino además –con algo de ingenio– atacar a sus enemigos (PS3, Xbox 360, Linux, Android, OS X).

Her Story

Duración: 3 horas

En esta historia, el jugador tendrá la tarea de ordenar lo mejor que pueda la historia de Hannah Smith, una mujer que en 1994 denunció la desaparición de su marido en un pequeño pueblito británico y terminó siendo investigada por su asesinato. Mediante la búsqueda y ordenamiento de cientos de fragmentos de videos, el jugador irá reconstruyendo su historia hasta entender qué pasó (PC, OS X, iOS, Android).

Journey

Duración: 2 horas

La meta es simple: llegar a una montaña que se ve en el horizonte. Y, aunque habrá algunas dificultades, la experiencia de Journey es más visual que aventurera. En el camino se recorrerán hipnóticas cuevas subterráneas y se atravesarán desiertos dorados que parecen no tener fin. El viaje, entonces, es de disfrute, de placer visual, de paseo incluso hasta relajado. En modo multijugador, el jugador puede ayudar/ayudarse por otros jugadores online en su avance hacia la montaña, aunque no es posible hablar entre sí (PS3).

Prince of Persia

Duración: 1 hora

Este es el padre (o abuelo) de los videojuegos breves –y difíciles–. En esta historia se da vida a un arriesgado y valeroso joven que contará con solo una hora (en tiempo real) para escapar de mazmorras y vencer trampas y enemigos para rescatar a la princesa del pérfido y malvado visir Jaffar. Cada vez que el protagonista muere se regresa al inicio del nivel donde ocurrió el deceso, pero el maldito reloj no se detiene nunca. Responsable de la destrucción de cientos de teclados por la frustración, Prince of Persia volvió a sus raíces en 2007 con una remake que emula la premisa demencial contra reloj.

Populares de la sección

Acerca del autor

Rodolfo Santullo