Científicos aseguran que el celular no aumenta el riesgo de cáncer

Un estudio concluye que la población no corre riesgos al exponerse a la radiofrecuencia que emiten móviles, televisiones o radios

En 2011, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), calificó a la radiación de los celulares como "posibles carcinógenos para los seres humanos". Ahora, el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS) de Madrid revisó 350 trabajos ya realizados entre 2013 y 2016 sobre la materia y determinó que los niveles de exposición a las radiofrecuencias de los dispositivos wifi "son miles de veces inferiores al máximo recomendado por la OMS".

El informe incluyó, además, fenómenos tecnológicos como el 4G, los escáneres de los aeropuertos o la compatibilidad de celulares con dispositivos como marcapasos y su incidencia en la salud de los usuarios. "No hay evidencias de que provoquen cáncer", afirmó el líder de la investigación, el epidemiólogo Francisco Vargas.

Entre las conclusiones, se resalta que "no existen razones técnicas ni sanitarias que justifiquen la imposición de límites de exposición más exigente que los recomendados hasta la fecha por la OMS".

Anteriormente se había acusado a los móviles de reducir la fertilidad, aumentar el riesgo de cáncer, ser dañinos para el desarrollo de los fetos durante el embarazo a lo que Vargas apuntó "el análisis conjunto concluye que no hay evidencia de alteraciones".

Respecto a los escáneres de los aeropuertos, estos "funcionan con bajos niveles de potencia, poca penetración y exposición superficial, y las dosimetrías realizadas demuestran que los límites de exposición son muy inferiores a los recomendados como seguros".

No obstante, una de las alertas que se desprende del estudio es que no es conveniente tener los celulares muy cerca de otros aparatos médicos como electrocardiógrafo o electroencefalograma porque emiten radiación electromagnética. En este sentido, lo técnicos recomiendan mantener una distancia mínima de un metro. En cuanto a los portadores de marcapasos cardíacos o implantes cocleares, se descarta la interferencia de la telefonía móvil, pero se aconseja no tener un celular encendido a 15 centímetros del dispositivo.

Vargas insistió en que lo realmente preocupante respecto al uso de los dispositivos móviles, computadoras o tabletas no es su peligrosidad para la salud sino su "uso inadecuado" que, a su juicio, tiene más que ver con el abuso, "y que impide que la gente lea o hable con su familia o pareja en una cena", informó el diario ABC.