Científicas supermodelos

La Unión Europea creó un video sexista y estereotipado para incentivar la vocación científica entre mujeres. Terminó siendo retirado ante las numerosas quejas


Tres mujeres se acercan a la cámara en tacos altos y minifaldas. Se ven como supermodelos, caminan como supermodelos y posan como supermodelos, pero son científicas. O eso debería suponer el espectador durante los 53 segundos que dura el video Science: It’s a girl thing! (“Ciencia: ¡cosa de chicas!”), creado por la Comisión Europea, es decir, el Poder Ejecutivo de la Unión Europea (UE), para despertar vocaciones femeninas por la ciencia.

A las risas falsas, poses sensuales y caras de sorpresa exacerbadas de las modelos, se suceden burdos paralelismos entre una placa de Petri y una petaca de rubor o la sustitución de la “i” de science por un lápiz de labio.
A las risas falsas, poses sensuales y caras de sorpresa exacerbadas de las modelos, se suceden burdos paralelismos entre una placa de Petri y una petaca de rubor

Las críticas no tardaron en llegar. En YouTube, el video oficial llegó a tener 98 “me gusta” y 2.755 “no me gusta” en menos de 24 horas. Además, se crearon varios hashtag en protesta como #RealWomenOfScience (#MujeresRealesDeLaCiencia) e investigadoras como la astrónoma británica Meghan Gray se sumaron al repudio de la campaña. Y, por supuesto, no faltó la sátira de Saturday Night Live, Chess for girls ("Ajedrez para chicas").

También se sumaron medios internacionales como The Guardian, que calificó de "fiasco" al video, y revistas especializadas en ciencia como la prestigiosa Science.

El ADN del conflicto


La división de la UE terminó retirando el video (que igual sigue circulando por la red) y pidiendo disculpas. "Aceptamos plenamente que nos equivocamos con el video y lamentamos que haya ofendido a algunas personas", dijo Michael Jennings, vocero del área de ciencia de la Comisión Europea, la semana pasada.

"Nos damos cuenta de que existe el riesgo de alienar a una parte valiosa de la ciudadanía, incluyendo muchos científicos, bloggers y otras personas que realmente necesitamos para animar a más jóvenes, especialmente niñas, a comprometerse y seguir con la ciencia", agregó.
Aceptamos plenamente que nos equivocamos con el video y lamentamos que haya ofendido a algunas personas", dijo Michael Jennings, vocero del área de ciencia de la Comisión Europea

El sitio oficial, en cambio, sigue online con su predominancia del color rosado y las imágenes de supermodelos de túnicas blancas y lentes de seguridad.

Según la Comisión Europea, el sitio continúa disponible porque los objetivos de la campaña siguen vigentes. Es que si bien las mujeres representan más de la mitad de la población estudiantil de la UE y 45% de los doctorados, solo son un tercio de los investigadores en ejercicio.

Además, la región precisa cerca de un millón de investigadores más para 2020, si pretende mantener su grado de desarrollo.

Acerca del método


Pese a las disculpas, es evidente que a lo largo del pienso y desarrollo de esta campaña, nadie vio el video, infirió su ideología sexista, elaboró una hipótesis sobre posibles repercusiones negativas y la testeó con un focus group, para después concluir su pertinencia (o no).

Ya que la Comisión Europea parece no saberlo, eso es lo que muchos llaman método científico.

Comentarios