Ciencia celeste

La editorial Fin de Siglo presenta este jueves “Ciencia.uy, charlas con investigadores”, donde los autores Rodolfo Ungerfeld y Alfredo García demuestran que existe investigación charrúa de calidad
La pregunta era inquietante y, la respuesta, una hipótesis a medias. Si la ciencia está en todas partes, ¿por qué solo unos pocos pueden verla? Con esta y otras interrogantes a cuestas partieron el biólogo Rodolfo Ungerfeld y el periodista Alfredo García, cuando decidieron escarbar en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y buscar, primero que nada, si esa ciencia uruguaya existía.

El hallazgo fue una mezcla de sorpresa y confirmación: en Uruguay existe ciencia, y de calidad. Se nutre de la realidad nacional y, a la vez, la alimenta.

El libro Ciencia.uy, charlas con investigadores, que nació de las entrevistas que Ungerfeld y García realizaron a 31 investigadores uruguayos, pretende ser la evidencia de que esa ciencia es real y crece.

“Voces investigadoras”


El libro es el “bruto” del proyecto Voces investigadoras, presentado por el semanario Voces y financiado por la Agencia Nacional de Investigación (ANII). Durante 10 meses de 2011, publicaron extractos de entrevistas a investigadores locales.

Ciencia.uy incluye esas entrevistas completas, realizadas por Ungerfeld, integrante del SNI, y García, redactor responsable del semanario.

Sorpresa grata


No hay ciencia sin científicos y, para sorpresa de los autores, los científicos estaban allí. “Más allá de tener un panorama general, nos llevamos muchas sorpresas en cuanto a la variedad y cantidad de cosas que había, a lo vinculado a la realidad nuestra y al entusiasmo que demostraba la gente”, dijo Ungerfeld.

Los entrevistados fueron seleccionados a partir de sus currículos de la base de datos del SNI. El criterio fue priorizar a los más jóvenes, pero también se buscó un equilibrio entre temas, género e instituciones.

Es fundamental que la gente se forme en los lugares donde se están desarrollando cosas que no han llegado aún”, Eduardo Osinaga, médico y doctor en Biotecnología, investiga una molécula para combatir el cáncer



Los temas van desde la cipropreservación e implantes de arterias congeladas, en el que el país es referente, hasta el manejo de tecnologías aplicadas al agro y sociología rural, pasando por tratamientos contra el cáncer “made in Uruguay” y la microeconomía aplicada a la vivienda, entre otros tantos.

Es que se retrata a la ciencia en su término más amplio, que excede a las ciencias naturales y tecnología, sino que también incluye ciencias sociales, como la economía.

Ciencia que avanza


La mayoría de los entrevistados plantea que la profesión ha mejorado en los últimos años. Como científico, Ungerfeld está de acuerdo. Reconoció que esa mejora se debe a la educación universitaria, al aumento de presupuestos y salarios, al Sistema Nacional de Becas y a la creación de la ANII.

Sin embargo, el biólogo opinó que aumentar la cantidad de investigadores en Uruguay va de la mano con una proyección del aumento presupuestal y eso “no está”.

El razonamiento es claro: si existen becas para que aquellos que se gradúan puedan hacer maestrías o doctorados en el país, es necesario tener en cuenta “un crecimiento permanente del SNI, si no, no hay forma”, expresó el autor.

Ida y vuelta


Todos los entrevistados vivieron la experiencia de haberse ido al exterior y haber regresado. Cuando los autores les preguntaron si se arrepentían, dijeron que no.

“Eso forma parte de estar en un medio científico chico, donde es una etapa necesaria para la formación el tener algún contacto o actividad en el exterior”, explicó Ungerfeld, quien realizó su doctorado en Suecia. El irse es “parte necesaria de cualquier sistema de investigación sano”, agregó.

Ansias de contar


Para la pregunta inicial, ambos autores encontraron un presunto culpable: los medios de comunicación. En el prólogo del libro explican que “es imposible no enterarse día a día por la televisión de que un jugador uruguayo de fútbol hizo un gol en un partido que su cuadro perdió 5 a 1 en la segunda división de fútbol eslovaco”. Y que, sin embargo, los medios no se enteran cuando se premia a científicos uruguayos, o cuando revistas científicas internacionales publican los trabajos de compatriotas.

Aclaró que, aun así, existen medios que dan importancia a temas científicos y que también los investigadores tienen su cuota de responsabilidad cuando no se interesan por “hacerse entender”.

 
Las revistas en general tienen un sesgo hacia publicar resultados positivos. Encontrás un efecto y lo reportás; pero si no encontrás efecto, es mucho menos probable que te lo publiquen”, Néstor Gandelman, economista y profesor de la Universidad ORT, investiga en temas de microeconomía aplicada a la vivienda

Según Ungerfeld, es positiva la “ansiedad por comunicar” de la mayoría de los entrevistados, y consideró muy buena la simbiosis entre científico y periodista, el dúo entrevistador.

Ciencia.uy devela a una comunidad científica uruguaya que respira ciencia y vive de ella, y que en varios casos es pionera en el mundo: “Más allá del libro abrimos un espacio para mucha gente, que de alguna forma es representativo de algo mucho más amplio”.

 


Presentación


La editorial Fin de Siglo presenta el libro Ciencia.uy, charlas con investigadores, este jueves 12 de julio a las 19 horas. Será en el subsuelo de la Cámara de Comercio y Servicios (Rincón 454 esquina Misiones).

El volumen de más de 300 páginas ya está a la venta en librerías a $ 200.


Acerca del autor

Comentarios