Choque de titanes

Se intensifica la guerra entre Microsoft y Apple por la mejor computadora portátil
Embed

La productividad ahora se lleva en el bolsillo gracias al smartphone. Sin embargo, para usos un poco más exigentes (como la edición de video o incluso para videojuegos) la pantalla de un teléfono resulta bastante incómoda. En este campo de batalla se desata la nueva carrera entre Microsoft y Apple por la laptop más potente pero a su vez más portátil.

Esta carrera no consiste solamente en hacer computadoras poderosas, sino también livianas. Tanto Apple como Microsoft, con la MacBook Pro y la Surface Book, respectivamente, están fabricando colosos sin sacrificar tamaño de pantalla.

El último golpe de cada uno fue dado con un día de diferencia: Microsoft lanzó la nueva versión de su computadora híbrida el 26 de octubre mientras que Apple hizo lo propio con la MacBook el 27 del mismo mes.

En esta carrera que se juega cabeza a cabeza, los dos gigantes tecnológicos apuestan por públicos exigentes que están dispuestos a desembolsar unos US$ 2.400 para adquirir lo último en productividad, el tipo de usuarios que tradicionalmente ha elegido a Apple.

Líneas premium

Como no fue suficiente haber alcanzado a la compañía de la manzana en materia de rendimiento, Microsoft actualizó su tableta-computadora con una terminación y diseño más "premium". Mientras que las anteriores Surface Book consistían en una pantalla táctil a las que se les adjuntaba un teclado de plástico blando, que normalmente venía en colores intensos como el azul (lo que la hacía parecer más una tableta que una computadora), la nueva versión incluye un cuerpo con teclado de aluminio que al unirse con la tableta da todos los indicios de ser una computadora portátil.

Hasta hace poco tiempo Microsoft habìa competido con Apple solamente a nivel de software, básicamente con su sistema operativo Windows versus el macOS. Ahora la guerra llega al hardware. Pero el software sigue pesando, porque con el lanzamiento de Windows 10, un sistema operativo más estable y productivo que sus antecesores, Microsoft podría volver a brillar.

Quienes decidan entre una opción o la otra ya no podrán basarse en la máxima que diferenciaba a los productos de la manzana, a los que se los distinguía por su estabilidad y seguridad. Tampoco podrán afirmar que Windows da más opciones de software. Todo esto se revirtió y las diferencias se achican cada vez más.

¿Le interesa utilizar una pantalla táctil con un lápiz electrónico, como si fuera una tableta? La Surface es para usted. Si le causa curiosidad la Touch Bar (una barra táctil donde antes estaban las teclas F1, F2, etc.) de la nueva MacBook, esta logrará cumplir con sus exigencias.

La última vez que Apple realmente actualizó la MacBook Pro fue en 2014. Eso le dio el tiempo a Microsoft para ponerse a tiro y lanzar una portátil que realmente pudiera competir. Solamente con el hecho de que se puedan comparar ambas máquinas, podría decirse que Microsoft logró su cometido.


Populares de la sección