China lanza al espacio su vuelo tripulado más largo

La nave "Shenzhou 11" fue lanzada en un cohete transportador con dos astronautas a bordo que pasarán 33 días en el espacio

El cohete tipo Larga Marcha 2 despegó este lunes desde el centro espacial de Jiuquan, cerca del desierto de Gobi, en el noroeste de China, informó el canal chino CCTV.

"Shenzhou 11" se acoplará en los próximos dos días al nuevo laboratorio espacial chino "Tiagong 2", lanzado al espacio el mes pasado y que se encuentra a una altura de 393 kilómetros. La nave se acoplará al laboratorio como máximo dentro de dos días y para ello los astronautas tendrán que realiza una compleja maniobra.

Los dos astronautas, Jin Haipeng y Chen Dong, permanecerán en el laboratorio por 30 días y regresarán a la tierra alrededor del 14 de noviembre. En el laboratorio llevarán a cabo tareas de mantenimiento y experimentos científicos.

Requisitos para construir estación espacial china

Tanto esos experimentos como las maniobras de acoplamiento son requisitos importantes de cara a la construcción de una estación espacial china, que debería estar terminada para 2022.

En caso de que la Estación Espacial Internacional (ISS) dejara de funcionar como está previsto en 2024, China sería entonces el único país con una estación permanente en el espacio. Pero la carrera espacial china va más allá: en 2021 Pekín quiere aterrizar con una sonda en Marte y para 2024 tiene programado un aterrizaje en la Luna.

Shenzhou 11


El nuevo laboratorio "Tiangong 2" tiene una mayor capacidad de carga, un mejor sistema de dirección y puede recibir combustible. Los astronautas podrán permanecer en él más que en el anterior, estarán más cómodos e incluso podrán sintonizar programas de televisión terrestre.

En abril de 2017 partirá el trasbordador "Tianzhou 1" para llevar material y suministrar combustible al laboratorio. Será el primer vuelo de suministro no tripulado y controlado mediante robótica.

El laboratorio "Tiangong 2" permanecerá al menos dos años en funcionamiento. Su predecesor, el "Tiangong 1", fue lanzado en 2011 y a él se acoplaron tres naves tripuladas. Estuvo en funcionamiento dos años y medio más de lo previsto pero en marzo pasado se perdió el acceso a su puesto de mando y desde entonces vuela de forma descontrolada en dirección a la Tierra. Se espera que se desintegre en su mayor parte al entrar en contacto con la atmósfera en la segunda mitad de 2017.


Fuente: Deustche Welle