Casio está vivo y presenta su primer smartwatch

El modelo "WSD-F10" será capaz de medir los cambios ambientales y las constantes del usuario
El fabricante japonés Casio presentó hoy su primer reloj inteligente, el modelo "WSD-F10", un "smartwatch" capaz de medir los cambios ambientales y las constantes del usuario, diseñado para la realización de actividades al aire libre.

El nuevo dispositivo Smart Outdoor Watch (reloj inteligente para exterior) de la compañía nipona, que lleva creando relojes desde la década de 1970, es altamente resistente al agua (pudiendo sumergirse hasta 50 metros de profundidad) y cuenta con el sistema operativo Android Wear de Google.

El reloj ofrece numerosas aplicaciones originales de Casio y ha sido manufacturado cumpliendo estándares militares del Departamento de Defensa de Estados Unidos, "para asegurar que puede aguantar diversas actividades como correr, pescar, montar en bicicleta o practicar senderismo", explicó el fabricante en un comunicado.

Equipado con una pantalla LCD de doble capa monocromada, es posible visualizar los datos en color o prolongar la vida útil del dispositivo -que puede durar más de un mes sin necesidad de recarga- al seleccionar el modo "reloj", que sólo muestra la hora en blanco y negro.

Los botones, concentrados en el lateral derecho, cuentan con un acabado antideslizante para que pueda utilizarse fácilmente con guantes, y la correa está hecha de plástico de uretano que se ajusta a la muñeca.

Una de las características que diferencian al primer reloj inteligente del fabricante japonés de otros modelos es la inclusión de una "app" que conecta al terminal con una de sus cámaras digitales y permite controlarlas de forma remota.

Además de las aplicaciones instaladas por defecto, los usuarios pueden cargar sus propias "apps" para ampliar las funciones según el tipo de actividad que quieran realizar.

Casio todavía no ha especificado la fecha de lanzamiento de su primer reloj inteligente, que saldrá al mercado en cuatro colores: naranja, verde, negro y rojo y con un precio "de entre 50.000 yenes (421 dólares) y 60.000 yenes (505 dólares)", según el fabricante.
Fuente: EFE