Cada vez más cerca de "resucitar" al mamut extinto

Científicos rusos encontraron por primera vez sangre y tejido muscular perfectamente conservados de este animal que vivió hace unos 10.000 años. Ahora intentarán clonarlo para tener a la especie de nuevo caminando sobre la Tierra


Tal vez sea porque una vez que se congeló, no volvió a descongelarse, o porque su sangre contiene un anticongelante natural. Lo que ahora importa a los científicos es que en este mamut perfectamente conservado en el hielo de Siberia hay sangre y tejido muscular, algo que no se había encontrado hasta este momento.

Según informó el miércoles el diario local Siberian Times, el hallazgo es clave para traer a esta especie extinta de vuelta al mundo a través de la clonación, algo que desde hace años es materia de debate. Ahora, el equipo ruso autor del descubrimiento trabaja con un laboratorio surcoreano, totalmente abogado en traer al mamut de vuelta a la vida.

"Estamos realmente sorprendidos de haber encontrado sangre y tejido muscular de mamut", dijo Semyon Grigoriev, director del Museo de Mamuts del Instituto de Ecología Aplicada del Norte. "Nadie ha visto antes cómo fluye la sangre de mamut", agregó el investigador.
Estamos realmente sorprendidos de haber encontrado sangre y tejido muscular de mamut", dijo Semyon Grigoriev, director del Museo de Mamuts del Instituto de Ecología Aplicada del Norte

Los restos de este animal extinto hace unos 10.000 años fueron encontrados a temperaturas menores a 10 grados bajo cero en las Nuevas Islas Siberianas, donde se dieron "condiciones especiales" para su conservación. De hecho, se trata del "mamut mejor conservado de la historia de la paleontología", explicó Grigoriev.

A partir del estudio de un diente los científicos creen que este animal de casi una tonelada tenía unos 50 o 60 años cuando murió, seguramente después de caerse al agua o quedar atascado en un pantano. Por esto, la parte baja del cuerpo, incluida la mandíbula y el tejido de la lengua, están muy bien preservadas, recogió el Siberian Times.

No obstante, los predadores prehitóricos y modernos avanzaron sobre sus dos patas delanteras y torso superior, que no sobrevivieron, explicó Grigoriev.

Esperanza


Sangre, vasos sanguíneos, glándulas, tejido blando: los científicos extrajeron del mamut todo lo que pudieron para analizarlo. "Esperamos que al menos una célula viva del mamut se haya conservado, pero incluso en estas buenas condiciones la probabilidad es muy pequeña", dijo Grigoriev, que adelantó que a fines de julio o principios de agosto volverán con colegas extranjeros para seguir investigando.

Es que el mamut no se fue con ellos. El viaje en helicóptero era demasiado peligroso para la muestra, por lo que los investigadores decidieron trasladar el cuerpo desde las islas a tierra firme y dejarlo en un iglú para evitar que se descongele.
Esperamos que al menos una célula viva del mamut se haya conservado, pero incluso en estas buenas condiciones la probabilidad es muy pequeña", dijo Grigoriev

El próximo paso (el más esperado) será trabajar junto a científicos de Corea del Sur que el año pasado obtuvieron los derechos exclusivos para clonar al mamut lanudo a partir de ciertas muestras de tejido encontradas en el permafrost de Siberia. Desde el laboratorio privado de bioingeniería surcoreano confirmaron que están a punto de clonar esta especie de mamut por primera vez.

Para eso, los tejidos serán tratados con un proceso de transferencia nuclear y los óvulos se implantarán en el vientre de una elefanta viva. Tras 22 meses de gestación, el mamut podría volver a la vida en este planeta.

Acerca del autor

Comentarios