Brasil no paga la factura de la luz de su supercomputadora

Cuenta con el ordenador más potente de América Latina pero lo desconecta por falta de recursos
El centro de investigaciones del gobierno brasileño que cuenta con el computador más potente de América Latina lo utiliza muy por debajo de su capacidad o hasta lo desconecta debido a que no cuenta con recursos para pagar la elevada cuenta de luz que genera, admitieron fuentes oficiales.

El computador, con capacidad para procesar mil billones de operaciones por segundo, es desconectado intermitentemente y en mayo fue dejado fuera de operación, aseguró el director del Laboratorio Nacional de Computación Científica (LNCC), Augusto Gadelha, en declaraciones a periodistas.

La razón de la subutilización es que su funcionamiento exige un consumo de energía eléctrica cuya cuenta llega a 500.000 reales (unos 142.850 dólares) mensuales, prácticamente el 80% del presupuesto del LNCC, un organismo vinculado al Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El súper computador, bautizado como "Santos Dumont" y adquirido a la empresa francesa Atos/Bull, fue instalado en julio del año pasado en la sede del LNCC, en Petrópolis, municipio del estado de Río de Janeiro, y comenzó a operar en enero de este año.

El equipo está conectado a diferentes sistemas académicos y centros de computación de alto desempeño para auxiliar investigaciones de los más diversos tipos y estar a disposición de toda la comunidad científica brasileña.

El súper computador, cuya adquisición e instalación exigió una inversión de 60 millones de reales (unos 17,2 millones de dólares), es usado para procesar datos, cálculos y simulaciones de las investigaciones científicas y tecnológicas.

Gadelha admitió que, pese a su potencial para almacenar y procesar los datos de hasta 50 investigaciones simultáneamente, el computador hasta ahora solo fue usado para auxiliar seis proyectos por las restricciones presupuestarias de operación.

"Un computador con esa capacidad nos permite tratar problemas de varios sectores, como medio ambiente, petróleo, salud, meteorología, fármacos. Hay proyectos de investigación y desarrollo que no serían posibles sin este computador", afirmó.

El equipo es demandado actualmente por científicos que realizan investigaciones sobre el mal de Alzheimer y el virus del Zika, que no saben si podrán contar con la herramienta.

Por esa razón, según Gadelha, el propio Ministerio de Ciencia y Tecnología le solicitó al Gobierno recursos adicionales para que el LNCC pueda mantener el computador en funcionamiento, pero aún no obtuvo respuesta.

El gobierno del presidente interino de Brasil, Michel Temer, anunció el mes pasado un severo ajuste en las cuentas públicas para hacer frente al mayor déficit en la historia del país y para estimular una economía que el año pasado sufrió su mayor retracción en 25 años.
Fuente: EFE

Populares de la sección