Bolivia tiene un verdadero Jurassic Park

Se encontró lo que podría ser una huella de un dinosaurio terópodo abelisaurio, uno de los más grandes. Vea las imágenes

El verdadero parque jurásico que presenta Steven Spielberg en su filme parece estar en Bolivia. El hallazgo en su territorio de lo que podría ser la huella de un dinosaurio terópodo abelisaurio, uno de los más grandes del planeta, podría convertirlo en la meca de la paleontología.

Anunciado a finales de julio, el descubrimiento en Maragua (sur) de la huella de 1,15 metros de diámetro de este carnívoro vipéreo del Cretácico superior es "simplemente impresionante", dijo a la AFP el paleontólogo Omar Medina.

Este depredador, que alcanzó los 15 metros de altura, vivió hace 80 millones de años en lo que hoy es el departamento de Chuquisaca, en aquel entonces una zona costera de clima cálido. En esa región, donde se hallan vestigios de algas marinas, también "existían los reptiles voladores más grandes que hayan existido", de acuerdo con Medina.

Chuquisaca, cuya ciudad principal es Sucre -capital de Bolivia-, alberga infinidad de evidencias que en octubre serán estudiadas por un equipo de bolivianos, argentinos y uruguayos. Discutirán, por ejemplo, "la importancia del (fósil de) caparazón de gliptondonte, por ser quizás el último que ha existido".

El fósil del gliptodonte, una especie de armadillo gigante -caracterizado en la película animada "La Era del Hielo"- fue descubierto en marzo de este año en Yamparáez, también en Chuquisaca. Vivió en el Cuaternario, hace 10.000 millones de años, y hoy es un referente de la paleontología mundial.

Otro yacimiento importante es el descubierto en el valle de Icla, en la misma región, "con dinosaurios de 120 millones de años, que están siendo testificados por la presencia de huellas de estegosaurios, que se creía no existían en Sudamérica".

También en Chuquisaca "está el yacimiento de invertebrados más grande del mundo, donde se necesita hacer investigaciones", sostuvo Medina.

Por la cercanía con Sucre, el turismo mayormente se concentra en el Parque Cretácico Cal Orcko, uno de los mayores depósitos icnológicos (estudio de huellas fósiles) más importantes del mundo, con más de 10.000 pisadas de casi 300 especies de dinosaurios.

La era del hielo

El descubrimiento en Padilla, otro municipio del departamento, de un enorme yacimiento de la "era del hielo", del Pleistoceno (época geológica que comenzó hace 2 millones de años y finalizó aproximadamente en el 10.000 a.C.), no es menos. "Se dice que es el yacimiento más grande del pleistoceno que hay en Sudamérica, con más de 60 especies animales, donde hay un verdadero cementerio de elefantes", dijo el experto a la AFP.

El hallazgo de la pisada del sanguinario Abelosaurus es realmente importante porque "nos permite posicionarnos como una meca paleontológica".

"Cada descubrimiento es muy importante porque cada fósil que se descubre no es un fósil más, es como un ícono en el mundo".

El lugar donde fue encontrada la huella por Grover Marquina, un guía turístico especializado en temas paleontológicos, está a 64 km de Sucre. La huella "está junto al río, en una ladera, donde, en época de lluvia llega agua y hace un desgaste de erosión muy grave".

"Conocía las huellas de los carnívoros, pero nunca había visto de este tamaño", dijo Marquina a la AFP. "Esta es una de los más grandes que se han encontrado, de un metro con 15 centímetros"; sin embargo, "más abajo, al final de este planchón, hay (rastros de) una manada de saurópodos".

Llegar al lugar no es fácil, comentó Marquina. Ni siquiera hay senderos, por lo que "hay que abrir camino" y crear infraestructura turística, puesto que "no hay servicios básicos para llegar aquí y mostrar esta riqueza paleontológica".


Fuente: AFP