BlackBerry Z10, un nuevo comienzo

La empresa que popularizó al celular inteligente apuesta a la renovación con un smartphone touch de alta gama y con ingeniosas novedades. Pero, ¿bastará para acercarse a los grandes?


El mundo ¿necesita otro smartphone táctil de alta gama, delgado y elegante, con pantalla de superresolución? BlackBerry dice que sí y por eso apostó buena parte de su futuro al nuevo Z10, un celular que sorprende por su rapidez de reacción y por algunos guiños que mejoran la experiencia táctil. Pero serán los consumidores quienes darán el dictamen final en los próximos meses.

Detrás de la carcasa de vidrio y plástico se esconde el motor, un nuevo sistema operativo llamado BlackBerry 10, ideado –a diferencia de su antecesor– para ser usado en dispositivos touch. El Z10 cambia algunos de los gestos más tradicionales de los dispositivos táctiles de Apple y Android, y elimina el botón de menú, que mantienen sus competidores más cercanos.

Para acceder a la pantalla de inicio hay que arrastrar el dedo de abajo hacia arriba. Con otro gesto táctil (desplazar hacia la derecha) se ingresa al Hub, un concepto que inaugura el Z10 y que permite acceder en una interfaz similar a la del mail, pero en la que se chequean todas las alertas y novedades que se reciben: correos, SMS, mensajes del sistema de BlackBerry, actualizaciones y menciones en redes sociales como Facebook o Twitter. Es una idea útil eso de poder ver en un solo lugar el mundo de notificaciones que se reciben hoy en día en un smartphone.

Con este nuevo smartphone, la empresa se suma de lleno al ecosistema de las aplicaciones. Si bien en anteriores modelos ya existían apps para Blackberry, el Z10 funciona en todos sus detalles con una lógica orientada a ello. No solo se descargan de una tienda virtual –que ya existía–, sino que se abren, mueven y combinan en carpetas como nos acostumbraron a hacerlo Apple y Android.

Fidelidad compartida


Entre las innovaciones, hay dos que se destacan por su practicidad. Si bien en este celular se abandona lo que durante años distinguió a la empresa, su teclado físico, inaugura un sistema de teclado táctil que se distingue para bien de lo que ofrecen otros smartphones touch. Responde con más rapidez y exactitud y, por alguna razón, se “acierta” a la tecla deseada mucho más que en los de la competencia. El Z10 también incluye un sistema de predicción de texto, con sugerencias mucho más acertadas.

Otra de las grandes “pegadas” de este nuevo teléfono es un sistema llamado TimeShift, que permite ubicar la mejor cara de una misma persona en una fotografía. Para lograrlo, el Z10 captura encuadres adicionales, antes y después del momento exacto en que se toma la fotografía.

El Z10 tiene muchas buenas cualidades que lo distinguen de su competencia, pero se plantea la misma pregunta: ¿son suficientes? Todo lo que tiene de bueno –y es mucho– no le asegura el ingreso con éxito a un mercado en el que la gama de los celulares “caros” está dominada por el iPhone y algunos Android como el Samsung Galaxy SIII y el recién llegado S4. Windows Phone también ha hecho su apuesta, pero todavía no ha logrado ni por asomo ponerse al nivel de sus competidores. Solo los consumidores podrán decir en los próximos meses si BlackBerry hizo bien en desarrollar todo un nuevo sistema operativo y un nuevo aparato sólido y amigable.

A la hora de elegir un celular y sobre todo uno en el que el usuario deberá invertir una buena suma (ninguno de estos smartphones en Uruguay bajan de los US$ 1.000, más allá de los planes de las diferentes empresas de telefonía móvil), los consumidores sopesan varios elementos, pero uno de los que parece incidir más en la decisión es la fidelidad. Es muy probable que quien tuvo una buena experiencia con un iPhone siga apostando al smartphone de Apple, lisa y llanamente porque es más fácil repetir todos los gestos táctiles y los “atajos” que se aprendieron con un modelo anterior, antes que pasar a otro sistema. Algo similar pasa por las cabezas de los fanáticos de Android, quienes además valoran la mayor apertura del sistema de Google frente al de Apple.

En el caso de Blackberry, la fidelidad –o el fanatismo que han logrado otras marcas– no es tan cantada. La empresa fue sinónimo de celular inteligente durante años y de hecho introdujo a millones de personas en la rutina de chequear el correo y producir desde un celular. Hoy en día se estima que unos 80 millones de usuarios siguen usando BlackBerry. Pero al lanzar el Z10, un smartphone que responde en un 100% al tacto y sin teclado físico, con un nuevo sistema operativo que no resultará familiar para quien estaba acostumbrado a usar un Torch o Curve, la fidelidad podría quedar en el camino, si es que ya no cambió.

Blackberry quiere establecer un ring con tres puntas: en una el iPhone, en otra los celulares Android más sofisticados y en la tercera el nuevo Z10. ¿Lo logrará?

 


Fantástico


 

Time Shift

1. Nuevo sistema que te deja elegir la “mejor” cara de una persona en una fotografía. Funciona casi siempre muy bien.

2. Hub

Si se desplaza el dedo hacia la derecha, se ingresa a un sitio en el que se guardan todas las notificaciones. Superútil.

3. Teclado

Responde con sorprendente exactitud e incluye un sistema de predicción acertado que además “aprende” del usuario.

Puro verso


 

1. Batería

Blackberry podría haberse anotado un poroto donde la competencia falla, pero se mantiene en rendimientos similares al promedio.

2. Voz

Si bien el Z10 tiene sistema de reconocimiento de voz, su performance es muy inferior a la del Siri del iPhone.

3. Enfoque

La cámara trasera del Z10 saca imágenes de buena calidad, pero falla mucho a la hora de enfocar correctamente el objetivo.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios