BlackBerry regresa de entre los muertos

Con el nuevo Z10, el primer smartphone que corre su recién lanzado sistema operativo, la compañía logra ofrecer un teléfono de calidad pronto para competir contra el iPhone y los Galaxy


BlackBerry ha hecho muchas cosas bien con el Z10, el primer smartphone que corre el nuevo sistema operativo y gran apuesta de la compañía.

El teléfono con pantalla táctil –una versión con el tradicional teclado físico BlackBerry se espera para abril con la llegada del Q10– es lindo, de uso intuitivo y genial en la multitarea. La pregunta clave que el mercado va a responder es si todo eso será suficiente para rescatar a la empresa después de años de productos mediocres y forcejeo corporativo.

A primera vista, el Z10 podría ser un clon de iPhone 5: tiene las mismas esquinas redondeadas, el mismo marco delgado. Sin embargo, al hacer un examen más detallado, las diferencias se hacen evidentes. El Z10 tiene una pantalla ligeramente más grande –4,2 pulgadas frente a las 4 del iPhone– y es un poco más alto, más ancho y más grueso.

También es un poco más pesado, pero no tanto para llegar a resultar incómodo. De frente, no tiene un botón físico que interrumpa el rectángulo negro y liso, mientras que la texturizada tapa de atrás se saca para revelar –gracias, BlackBerry– una batería reemplazable por el usuario, así como un espacio para colocar una tarjeta MicroSD para aumentar los 16 gigabytes de almacenamiento predefinidos.

Saldrá a la venta primero en Gran Bretaña, Canadá y Emiratos Árabes Unidos. Se supone que estará en Estados Unidos en marzo por US$ 199 con un contrato de dos años.

El nuevo sistema operativo, llamado BlackBerry 10, se diferencia del iOS de Apple y el Android de Google en la disponibilidad de mayor cantidad de movimientos con los dedos, los cuales no consisten solo en tocar íconos para moverse en la interfaz.

Bandeja de entrada universal


La característica principal es el BlackBerry Hub. Se trata de una bandeja de entrada universal que abarca no solo las cuentas de correo electrónico, sino también los mensajes de texto, las actualizaciones de Facebook y Twitter, los mensajes del servicio BlackBerry Messenger y otras fuentes.

Se accede al Hub desde virtualmente cualquier aplicación con solo deslizar el dedo hacia arriba y a la derecha desde la parte inferior de la pantalla. Mientras lo haces, la pantalla en la que te encuentras se desliza a la derecha, permitiéndote un vistazo a la bandeja de entrada de Hub que está debajo.

Si no ves un mensaje con el que desees interactuar, puedes deslizar el dedo hacia la izquierda y volver a lo que estabas haciendo. Y, si ves algo que llama tu atención, sigue deslizándote a la derecha y el Hub se expandirá para llenar la pantalla.

Lo mejor de todo es que puedes responder desde el Hub. No necesitas ir a la aplicación de de una cuenta de correo para mandar un mail o a Facebook para gustar un comentario o a Twitter para retuitear: el Hub es una única ventanilla para todas las comunicaciones.

Mensajes de todo tipo


El nuevo sistema operativo también incluye una función de video-chat en BlackBerry Messenger. Es similar al FaceTime de Apple, pero añade la posibilidad de compartir pantallas, que podría ser de utilidad tanto para los negocios como para uso personal. En un principio, la función de video estará disponible solo a través de una conexión Wi-Fi.

El Z10 está plagado de buenas características. Cuando estás escribiendo un mensaje, múltiples opciones de palabras aparecen en la pantalla; todo lo que tienes que hacer es mover la correcta rápidamente del teclado a la pantalla blanca. Los usuarios multilingües apreciarán que el diccionario del teclado pueda controlar hasta tres idiomas al mismo tiempo.

La cámara de ocho megapíxeles incluye una función llamada Time Shift que permite ajustar los componentes individuales en una foto para asegurar que, por ejemplo, todo el mundo en una foto de grupo tenga los ojos abiertos. Y un chip de comunicación de campo cercano da el Z10 la misma capacidad para compartir contenidos entre celulares que Samsung está promoviendo en gran medida con su Galaxy SIII.

Por otra parte, BlackBerry 10 va a tener menos aplicaciones disponibles –alrededor de 70.000, dice la compañía– que iPhone y Android, donde se cuentan de a cientos de miles.

De baterías y vidas


BlackBerry dice que el Z10 podrá trabajar un día completo en el uso normal. No pude comprobarlo porque un error en el smartphone de prueba hizo que la batería se descargue cuando el teléfono estaba ocioso. La compañía dice que es un problema identificado que se solucionará antes de que el Z10 llegue a los clientes.

Tampoco pude probar una característica clave para los usuarios corporativos, BlackBerry Balance, que establece identidades separadas para su vida personal y laboral.

La idea es que cuando el teléfono está en modo personal, todo vale: puedes personalizarlo a tu gusto, descargar aplicaciones y contenidos de la tienda BlackBerry World y básicamente hacer lo que te dé la gana. Al pasar al modo de trabajo, en cambio, el ambiente está determinado por la empresa, lo que puede limitar desde lo que se puede instalar hasta el fondo de pantalla.

Esto evita que hagas cualquier cosa estúpida en tu vida personal que afecte tu vida laboral y que la compañía pueda acceder a información privada.

Características como estas hacen tan probable que tu empresa te entregue un Z10 como que vos te compres uno. Cualquiera sea la opción, no te molestará la perspectiva de tenerlo.

Comentarios